22 de septiembre de 2017

Películas del Festival de San Sebastián que no te puedes perder

Por Mikel Iturbe
 
Año tras año, estrellas tanto del cine comercial como del cine de autor se citan en la carismática ciudad de San Sebastián para competir por los premios que allí se entregan. La variedad de las películas es tan alta que hoy os traemos cinco de ellas que no os podéis perder si venís al festival. O cinco títulos que apuntaros para ver en los cines convencionales cuando se dejen caer por allí. ¡Vamos allá!
¿Qué harías si tu marido dejase entrar en casa dos personas que no conoces de nada? ¿Y si su forma de actuar se volviese cada vez más extraña? De esta premisa parte la película de Darren Aronofsky, que está consiguiendo separar a la crítica a partes iguales, cosa que no es fácil. Hay quien la tilda de anárquica, haciendo alusión a un aluvión de eventos que ocurren de forma caótica. Pero también hay quien encuentra la poesía en tanto desorden y considera que madre! es uno de los filmes del año.
Pasamos de una película polémica a una que ha enamorado a todo el mundo. Call me by your name es un drama romántico que narra la historia de un amor veraniego entre Elio, un adolescente de 17 años, y Oliver, un estudiante de 24. Una dulce historia de amor que llega para seguir tirando abajo los tabúes y muros que aún rodean al cine homosexual.
La siguiente es una coproducción española y mexicana, dirigida por Manuel Martín Cuenca y protagonizada por Javier Gutiérrez, María León y Antonio de la Torre. Este filme nos cuenta la historia de una pareja separada. Ella trata de crear una historia de ficción para su novela junto a su profesor de escritura. Él manipulará a la gente de su alrededor para crear una historia real que supere cualquier ficción. Una película que ha generado muchas expectativas y que ha conseguido colarse en el festival de San Sebastián.
James Franco se pone delante y detrás de las cámaras en esta comedia extravagante sobre el rodaje de The Room, considerada una de las peores películas de la historia. Ya está siendo valorada como la mejor película que este joven director, que acompañado por su hermano Dave Franco en el apartado interpretativo, consigue traernos una triste y a la vez dulce historia que según la crítica consigue deslumbrar.
Dirigida por Aitor Arregi y Jon Garaño, este último director que participó en la película Loreak, es una película intimista basada en un hecho real. Después de haber luchado en la Primera Guerra Carlista, Martín vuelve a su caserío de Gipuzkoa y descubre que su hermano ha crecido desmesuradamente. Los dos se embarcan en un viaje por Europa para enseñar al continente al "Hombre más alto del mundo" y cómo no, para hacer negocio con ello. Una película rodada en euskera que nos propone una historia curiosa y a la vez triste, de un hombre que no sabe si algún día dejará de crecer.
Estas son las recomendaciones que, por una cosa o por otra, merece la pena tener en cuenta de este Festival de San Sebastián. Ahora hay que dejarse llevar por el glamour de la alfombra roja y por el calor de los focos, y disfrutar todos de una edición más de este maravilloso evento al borde del Cantábrico. Y cómo no, si estáis cerca no dejéis pasar la oportunidad de visitar la ciudad. Puede que, si tenéis suerte, os encontréis a John Malkovich comiendo pintxos en la parte vieja de la ciudad.