27 de marzo de 2014

Películas para el diván

Por Bernardo Pajares

Hoy pasamos consulta en el departamento de salud mental de Paramount Channel. Nuestro primer paciente llega confundido porque le ha parecido ver a su doppelgänger -su doble exacto- en una película: él es Jake Gyllenhaal y no nos pondrá nada fácil su diagnóstico en 'ENEMY', la última película de Denis Villeneuve.

Como el caso de este profesor universitario llamado Adam Bell y su otro, el actor Anthony Claire, necesita ser estudiado en profundidad antes de emitir un juicio, echemos un vistazo a otros personajes que requieren atención.

Trastorno Límite de la Personalidad

Esta era la enfermedad por la que ingresaban a Susan (Winona Ryder) en Claymore. Whoopi Goldberg era la jefa de enfermeras que hacía lo que podía por controlar al grupo de chicas formado por Angelina Jolie -de la que hablaremos más adelante-, Brittany Murphy y Elizabeth Moss, la adorable Peggy de 'Mad Men'. 

Un paso más atrás, sin diagnóstico médico, se encuentra el TLP de Ana, la sufrida protagonista de 'LA HERIDA'. Atención a lo que hace Marian Álvarez al final del vídeo.

Bipolaridad

Nicole Kidman era la escritora bisexual Virginia Wolf en 'LAS HORAS'. El trastorno bipolar de la británica, que en los años 20 del sigo pasado era simplemente "locura", le afectó duramente mientras escribía 'La señora Dalloway'. Y si la australiana se llevó el Oscar por su camaleónica interpretación en la película, Bradley Cooper se quedó a un paso de conseguirlo cuando se metió de lleno en ese curso intensivo de baile con Jennifer Lawrence que es 'EL LADO BUENO DE LAS COSAS'. ¿La clave de la verosimilitud del personaje de Pat? El hijo del director de la cinta, David O. Russell, tiene un desorden bipolar similar al del protagonista.

Psicopatía

Ya que tenemos en la consulta a la 'MALÉFICA' de Disney, no perdamos la ocasión de ver el comportamiento de Lisa, la rubia bomba de relojería diagnosticada como sociópata a la que da vida Angelina Jolie en 'INOCENCIA INTERRUMPIDA'. ¿Un caso más avanzado? En 'TESIS' -qué bien envejece la opera prima de Amenábar-, Bosco era al mismo tiempo un carismático estudiante universitario con cara de no haber roto nunca un plato y un psicópata que disfrutaba convirtiendo sus asesinatos en snuff movies.

TOC

Uno de los trastornos más conocidos y fácilmente identificables, padecido por multitud de personajes en la ficción. La última en ver cómo este síndrome se manifestaba al tener que repetir cada una de sus acciones 8 veces era Hannah Horvath, la protagonista de la serie 'Girls'. Su creadora, Lena Dunham, ha reconocido que a los 9 años descubrió que tenía un Trastorno obsesivo-compulsivo, el mismo que manifiestan Howard Hughes en 'EL AVIADOR' y Melvin Udall en 'MEJOR IMPOSIBLE'. El inicio de la película muestra perfectamente el tipo de rutina que sigue alguien con TOC.

Trastorno amnésico

"No puedo crear recuerdos nuevos. Es como si acabara de despertarme". Esto es lo que le ocurre a Leonard en 'MEMENTO'. El personaje de Guy Pearce se ve obligado a hacer uso de fotos y tatuajes que le sirven como notas para paliar la amnesia que sufre. Su objetivo: vengar la muerte de su mujer.

En el caso de 'MEMORIA LETAL', la paciente Geena Davis experimenta una rápida mejoría al descubrir cómo maneja el cuchillo cortando hortalizas.

Esquizofrenia

Está probado que los pacientes esquizofrénicos funcionan muy bien en los papeles principales. Los directores han aprovechado esto para hacer que sus actores se luzcan: Russel Crowe era el genio matemático John Nash en la sentimental 'UNA MENTE MARAVILLOSA', tan diferente a la visión de Kubrick, que apostó fuerte por el terror al retratar la esquizofrenia de Jack Torrance (Jack Nicholson) en 'EL RESPLANDOR'. Por supuesto, Hitchcock no nos lo ponía tan fácil en 'PSICOSIS' para el secreto de Norman, una compleja combinación de esquizofrenia y trastorno de identidad disociativo -en él hay varias personalidades que son capaces de hablar entre ellas, contestarse e incluso entrar en conflicto- que no pone de acuerdo a los expertos

Por su parte, el siempre perturbador David Cronenberg entraba en la traumatizada mente de un esquizofrénico en 'SPIDER'. Ralph Fiennes hacía un master en la efermedad al encadenar con esta su interpretación del trastornado asesino de 'EL DRAGÓN ROJO'.

Agorafobia

Ni siquiera el ilustre Sean Connery se libra de pasar por el diván. El escritor interpretado por el escocés en 'DESCUBRIENDO A FORRESTER' elegía encerrarse en su casa para evitar el contacto con desconocidos y los espacios abiertos. Gus Van Sant dirigía en 2000 esta película en la que la irrupción fortuita del joven Jamal será la mejor terapia para el protagonista.

La paciente Helen Hudson se dedica a investigar a asesinos en serie en 'COPYCAT'. Ansiedad, miedo a la soledad y depresión están entre los síntomas de la agorafobia que sufre el personaje de Sigourney Weaver. 

Síndrome de Tourette

Según el NINDS, el Síndrome de Tourette es un trastorno neurológico caracterizado por movimientos repetitivos, estereotipados e involuntarios y la emisión de sonidos vocales llamados tics. A los que recuerden 'Ally McBeal' enseguida les vendrá a la cabeza el descarado personaje al que dio vida en la serie Anne Heche, pero ella no es la única que lo ha padecido en la pantalla. 'EL PRIMERO DE LA CLASE' cuenta la historia real de Brad Cohen, un hombre que lucha por controlar la enfermedad que desde pequeño le ha convertido en el blanco de todas las burlas. Ya adulto, Cohen se esfuerza por ser el profesor que siempre quiso tener.

  • Extras