28 de octubre de 2014

Policías asalvajados: adictos, corruptos y violentos

Por Pedro Moral

Ellos nos protegen, persiguen a los criminales, destapan las redes de corrupción instaladas en las altas esferas, acaban con las mafias y atrapan al ladrón. Pero a veces sus procedimientos son rudimentarios. A veces usan la violencia más de la cuenta o beben demasiado o consumen sustancias no muy legales para combatir toda esa presión a la que están sometidos. Ellos son lo que podríamos catalogar como 'polis asalvajados'. El último en aparecer en la cartelera se llama Bruce Robertson. James McAvoy le pone rostro en la película 'FILTH'

Harry el Sucio: "Alégrame el día"

Es uno de los iconos del cine policiaco. Harry Callahan es un duro policía que lucha contra el crimen de las calles de San Francisco con un particular y violento método de lucha. Este agente de la ley es capaz de atrapar a los criminales sujetando una Magnun 44 en una mano y un perrito caliente en la otra. Cuando Clint Eastwood mira de reojo significa que estás perdido y olvídate de tus seres queridos si se para junto a ti y te dice: "Anda, alégrame el día". 

Bud White en 'L.A. CONFIDENTIAL'

Cualquier mujer en el mundo puede sentirse sana y salva bajo la protección de Bud White. El policía de 'L.A. CONFIDENTIAL' es una bestia parda que tienen una obsesión con salvar mujeres. Eso no le impide apalear brutalmente a siete jóvenes hispanos en la llamada 'Navidad sangrienta'. Y por si fuera poco el alcohol no le sienta muy bien a este 'poli' que nunca querrías encontrarte por la calle. 

Santos Trinidad en 'NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS'

Es un cliente asiduo en los bares de viejos, le gustan las máquinas tragaperras y los cubatas con un buen chorro de ron y dos dedos de cocacola. Se llama Santos Trinidad y no es el borracho del barrio, es un peligroso y autodestructivo agente de la ley. Es de gatillo fácil y eso le lleva a tener más de un problema. Por salvar su escasa reputación es capaz de cualquier cosa y si ya de paso detiene a los malos, mejor.

Jimmy McNulty en 'THE WIRE'

Posiblemente 'THE WIRE' sea la mejor serie de televisión de la historia. Y McNulty es uno de sus personajes más emblemáticos. Un policía irlandés adicto al whisky y al sexo con desconocidas. Es el mejor policía de Baltimore aunque a veces sus métodos están por encima de la ley. Eso sí, Jimmy no sería tan eficaz sin la ayuda de su inseparable compañero Bunk.

Hank Quinlan en 'SED DE MAL'

Este antihéroe de métodos poco ortodoxos que trae de cabeza Charlton Heston es uno de los policías más feroces de la historia. Orson Welles dirigió y protagonizo una oscura obra maestra sobre el poder y la corrupción. Quinlan no tiene ningún problema en saltarse la ley para su propio beneficio, aunque milagrosamente siempre tiene razón.

Popeye Doyle en 'FRENCH CONNECTION'

La película de William Friedkin fue un auténtico escándalo para su época. El motivo es el personaje de Gene Hackman, el agente Doyle es un tipo mezquino sin ningún tipo de moral capaz de disparar a cualquier sospechoso por la espalda. Fernando Rey era el narco que estaba en su punto de mira pero daba igual quien cayera primero porque en el mundo criminal impera la ley del más fuerte, ya se sabe. 

Hallenbeck en 'EL ÚLTIMO BOY SCOUT'

Bruce Willis ha interpretado a numerosos policías asalvajados a lo largo de su carrera, pero el detective privado en horas bajas que interpreta en esta película de culto dirigida por Tony Scott es uno de los más representativos. Este misógino, palabrotero, alcohólico y rudo policía se alía con una gran estrella de fúbol para resolver un caso de corrupción en las altas esferas. Justamente el tipo de caso que acabó con su carrera policial. 

Alonzo Harris en 'TRAINING DAY'

Este agente de narcóticos con 13 años de experiencia no es un buen ejemplo para nadie. Sin embargo, un joven policía interpretado por Ethan Hawke comienza sus rondas a sus órdenes, lo único que aprenderá de este corrupto sargento al que da rostro un inmenso Denzel Washington es a utilizar la violencia y los trapicheos en su propio beneficio. 

'Rust' Cohle de 'TRUE DETECTIVE'

De 'TRUE DETECTIVE' podríamos haber elegido a sus dos policías protagonistas porque ninguno de ellos es trigo limpio, pero sin duda el peor de todos es el que interpreta Matthew McConaughey. El actor de moda se muestra mucho más delgado y no se quita el cigarro de la boca para meterse en la piel de este detective de Lousiana melancólico, triste, taciturno, amargado y con extraños (aunque eficientes) métodos de trabajo. 

Bruce Robertson en 'FILTH'

James McAvoy ha interpretado al último detective de cine con doble moral. Es un maleducado, un pervertido y un drogadicto pero claramente es la persona adecuada para depende qué casos. Ha habido un asesinato en Edimburgo y el jefe quiere resultados, Robertson es la persona ideal, a pesar de todas sus taras. 

  • Extras