Prólogos de películas que se graban en la retina

Por Roberto Bra

Muchas películas, y aquí entran cintas de todos los géneros, comienzan con un prólogo que sirven, de una manera u otra, para situarnos en la historia que posteriormente se nos contará en el filme. Desde películas de animación hasta cine de autor, pasando por películas de aventuras han utilizado los prólogos para poner en situación al espectador. Destacamos nuestros arranques favoritos:

La escena inicial de 'INCENDIES', la tercera película de Denis Villeneuve, es uno de los inicios más potentes, elegantes y enigmáticos de los últimos años. En él vemos como se le rapa la cabeza a niños que serán utilizados como soldados, todo esto a ritmo de You and Who's Army? del grupo Radiohead. Un inicio enigmático necesario para comprender una película de unas dimensiones abismales.

Érase una vez, en un país lejano, un joven príncipe que vivía en un resplandeciente castillo. A pesar de tener todo lo que podía desear, el príncipe era egoísta, déspota, y concentido. Pero, una noche de invierno llegó al castillo una anciana mendiga, y le ofreció una simple rosa a cambio de cobijarse del horrible frío...Esto es solo un trozo del prólogo con el que se nos introduce la historia que sucede en 'LA BELLA Y LA BESTIA', probablemente el mejor prólogo, y uno de los mejores textos, de Disney.

Todas las películas de Lars von Trier suelen generar división de opiniones: o te gustan o las odias, no hay término medio. El caso más destacado de esta división de opiniones quizás sea 'ANTICRISTO' la que más ha radicalizado las opiniones. Pero hay en 'ANTICRISTO' una cosa que gusta a todos, fans o detractores, a partes iguales: su elegante prólogo en blanco y negro mientras suena lascia ch'io pianga.

Orson Welles dirigió en 1958 'SED DE MAL', que rapidamente se convirtió en una de las películas más importantes de su filmografía. Mediante un plano secuencia de 3:30 minutos Orson Welles nos plantea el desencadenante de una de las películas más importantes del cine negro estadounidense. Pura Historia del Cine.

Para situarnos en el mundo creado por J. R. R. Tolkien, Peter Jackson rodó un prólogo en el que explica el origen del anillo único y la guerra contra Sauron. Uno de los mejores momentos de la primera cinta de la trilogía que explica de forma clara y concisa las situaciones previas a las aventuras que vivirá a lo largo de las películas Frodo Bolsón y La Comunidad del Anillo.

El inicio de una de las más famosas películas de Paul Thomas Anderson, 'MAGNOLIA', es tan desconcertante como ingenioso. Un inicio perfecto para lo que viene después: casi 3 horas de una de las películas más ingeniosas, inventivas y extrañas de P.T. Anderson. Con un reparto magnífico y una puesta en escena brillante esta película, dirigida en 1999, se convirtió en un clásico comtemporáneo instantáneo.

Este mágico y extraño prólogo que parece sacado de una película Disney es el inicio de una de las mejores películas de Guillermo del Toro. Una cinta inquietante y cautivadora situada en la posguerra española que supo contar ese tema excesivamente explotada como es el de la Guerra Civil de una forma innovadora y, sobre todo, muy interesante.

Hablar de cualquier cosa relacionada con la obra maestra de Stanley Kubrick es algo que a estas alturas se vuelve algo pesado, cansino e innecesario, por el hecho de que se ha dicho y escrito más que suficiente sobre él y su cine. Pero si se hace una lista de prólogos es inevitable incluir ese inicio de '2001: UNA ODISEA DEL ESPACIO' como uno de los mejores de la historia del cine.

La película más famosa, redonda y celebrada de Danny Boyle es, sin lugar a dudas, 'TRAINSPOTTING'. Y también es una de las películas con uno de los monólogos más famosos del cine contemporáneo. Una película sobre drogas, sexo y violencia que fue un éxito tanto de taquilla como de crítica.

Se podría escribir mucho para intentar explicar y comprender 'HOLY MOTORS', pero es precisamente esa extrañeza y ese surrealismo el que convierte a la película de Leos Carax en uno de las cintas más interesantes y extrañas de los últimos años. Su inquietante atmósfera se aprecia desde el prólogo inicial protagonizada por el propio Carax.

  • Extras