15 de noviembre de 2017

¿Qué esperamos de la nueva entrega de Saw?

Por Silvia Martínez

Un mes después de su estreno en Estados Unidos (siempre programado para Halloween, esta gente sabe lo que se hace), la octava entrega de la ya longeva saga Saw llegará a nuestras carteleras dispuesta a volvernos a horrorizar como hizo con sus siete entregas anteriores. Sin embargo, cuando un fenómeno se estira tanto, tiende a bajar en calidad, y por eso desde Paramount Channel os contamos qué esperamos para que la vuelta de Jigsaw no nos decepcione:
Si tenemos en cuenta que el título original de la cinta es Jigsaw, lo esperable es que la nueva entrega pueda ahondar un poco más en la inquietante y perturbadora mente del personaje encarnado por Tobin Bell desde la primera cinta. Y sí, sabemos Kramer dejó de existir en Saw III, pero los flashback siempre suelen resultar muy enriquecedores.
Si por algo se ha caracterizado la saga Saw es por dejarnos pensando durante horas a qué mente se le han podido ocurrir todas esas trampas y seguir manteniendo su sano juicio. Esta vez esperamos que la Saw VIII mantenga el nivel e incluya, como han hecho sus antecesoras, alguna trampa que sobresalga de entre el resto y nos siga dejando boquiabiertos. Porque a fin de cuentas, ¡eso es lo que buscamos los fans!
¿Quizá vuelva a aparecer, aunque sea de forma anecdótica, el ahora seguidor de Jigsaw Lawrence Gordon? ¿O tal vez Adam, personaje que, según muchas teorías que corren por la red, podría estar todavía vivo? Sea como fuere, nos encanta recuperar y recordar lo que vivieron personajes de otras cintas y siempre es buena ocasión para que los supervivientes reaparezca.
El final de Saw VII nos dejaba al descubierto la verdadera naturaleza de Gordon (¿quién lo iba a decir, con lo mal que lo pasó y nos lo hizo pasar en la primera entrega?) y pudimos ver que otras dos personas con las terroríficas máscaras de cerdo le acompañaban. ¿Quiénes son? Las teorías apuntan hacia cualquiera de los supervivientes de las cintas anteriores, incluido el ya mencionado Adam. Y nosotros no podemos aguantar más sin saber quiénes son, ¡que ya llevamos diez años!
Aparte de alucinar con cada una de las trampas que aparecen en las películas, lo que más nos gusta de la saga Saw es que casi siempre sabe tener un final con un giro sorprendente que nos deja pegados a la butaca mientras su particular melodía suena de fondo. Y por supuesto, de esta octava entrega que parece suponer un homenaje al propio Jigsaw, no esperamos menos.