31 de agosto de 2015

¿Qué nos pasa con Penélope Cruz?

Por Bernardo Pajares

Fuera la conocen como "la encantadora española", aquí la miramos de reojo y nos preguntamos de dónde saca para tanto como destaca. Allí la ponen por las nubes y adoran su acento español, aquí despotricamos sobre su inglés a la vez que le reímos las gracias a Sofia Vergara. ¿Le tenemos manía los españoles a Penélope Cruz? ¿Qué nos pasa con ella? 

Nos pasa, para empezar, que detectamos en ella ese halo de niña bien de Alcobendas que nos traslada directamente a Mecano -'Belle Epoque' la tenemos más desenfocada- y claro, con aquellas rimas pues vamos mal. Nos pasa que Penélope es la actriz española más reconocida internacionalmente y nosotros lo que más reconocemos es que estuvo con Tom Cruise. ¡Y esa es otra! Tom Cruise en 'Risky Business', Tom Cruise en 'Magnolia'. Seamos claros: nos pasa que no le perdonamos a Tom, 'Vanilla Sky', 2001. Ella era una muñeca.

Tema aparte es el de Pedro. Por lo que se traslada de cómo habla de ella, Pedro adora a Penélope. Penélope le escribe, cuenta con él aunque no estén rodando juntos. Que son amigos, vamos. Hablamos de Almodóvar, ese director que con su sola mención puede tirar al traste con la conversación más apacible del mundo. Porque Almodóvar lo polariza todo. Los 'haters' de Pedro se convirtieron automáticamente en 'haters' de Penélope después de 'Volver', y esa compañera de trabajo de cincuentaytantos que lo adora, que se pone la primera en la fila para ir a ver sus películas, le concede a la de Alcobendas, como mucho, que "en 'Volver' estaba "bien". Sinceramente, a Pedro tampoco se lo perdonamos. Además, la que cantaba en realidad era Estrella Morente.

Pero ya puestos a sacar trapos sucios, otra cosa que no le perdonamos es que se fuese a hacer las Américas y encima la jugada le saliese bien. ¡Que tiene un Oscar, la tía! Porque 'Todos los caballos bellos' y 'Sahara', aquella cosa de aventuras y revolcones que hizo con Matthew McConaughey, vale. A Matthew se lo perdonamos (ella sabrá), pero que la llame Woody Allen para darle un papel de loca en 'Vicky Cristina Barcelona' con el que eclipsa a Scarlett Johansson, eso nunca. ¿Un Oscar por salir despeinada y gritar? ¿Desde cuándo? Encima la jugada le salió redonda, porque en el rodaje se reencontró con Javier Bardem y desde entonces no dejan de restregarnos su amor por la cara. 

Mira, Penélope, lo que nos pasa es que nos parece que eres demasiado mona y tienes la sonrisa demasiado perfecta para ser buena actriz, que estabas muy graciosa en 'La niña de tus ojos', en la de Coixet con Ben Kingsley dabas el pego y en aquella italiana en la que hacías de prostituta -no parecías ni tú- nos hiciste llorar, pero nos parece fatal que te forres haciendo 'Piratas del Caribe' y que, como estabas embarazada, te llevases a tu hermana para usarla como doble de cuerpo. Ven y atiende a los medios como hacen los demás, sonríe, sé un poco más simpática con tus compatriotas, mujer.

Y ya lo último, lo de Julio Medem, eso sí que no tiene nombre. Ese señor hizo 'Vacas', 'Tierra', 'Los amantes del Círculo Polar', 'Lucía y el sexo'. ¿Qué se cree, Paz Vega? ¡A este señor en la industria se le respeta! Ahora vendrá a intentar que le compremos ese personaje "bello y complejo", como ella nos lo intenta vender, que lucha contra la enfermedad en 'ma ma'. Para poner las cosas más difíciles, se mete también a la aventura de producir la película. No nos queda claro si quiere llevarse ella todo el mérito o hundirle la carrera a Medem. Hay que ver. Con todos nuestros respetos, así no se puede, Penélope.

  • Extras