27 de abril de 2014

Ranking: 12 películas tan malas que son buenas

Por Bernardo Pajares

Los extremos siempre fascinan. Todos los fines de semana se estrenan películas que no destacan ni para bien ni para mal, por eso tiene tanto mérito hacer una película tan rematadamente mala que sea recordada por ello. Porque todo el mundo sabe que un bol lleno de palomitas y una buena mala película son la salvación de una noche de viernes o una tarde de domingo sin plan.

Este es nuestro ranking de las peores películas del cine, esas que de tan malas que son, traspasan la frontera y se convierten en buenas. Probablemente por motivos opuestos a los que tenían en mente sus directores:

12. 'SAMURAI COP' (1989)

Desde la música que acompaña a los créditos iniciales sabemos positivamente que aquello va a ser un desparrame. Antes de que pasen los 2 primeros minutos de película, Melissa Moore, musa del cine de serie B, ya está agitando violentamente su melena pelirroja. Claro que esto no es nada si lo comparamos con lo que hace pasada la mitad de la película...

El Samurai es el apodo de un policía de Los Angeles que se enfrenta a una mafia japonesa que trafica con drogas. Obra maestra del humor involuntario escrita y dirigida por Amir Shervan, un millionario iraní que no necesitó formación para ponerse a rodar a su gusto.

11. ‘BANDIDAS’ (2006)

Mucho se divirtieron Salma Hayek y Penelope Cruz, amigas en la vida real, en el rodaje de ‘BANDIDAS’, conocida como ’SEXY PISTOLS’ en la República Checa. La película cuenta la historia de Sara y María, mexicana rica y mexicana pobre, que se convierten en forajidas después de que una banda de pistoleros ataque a sus familias. Como su intención es robar bancos pero no tienen experiencia en la materia, le piden ayuda al veterano Sam Shepard. Así, entre escotes, disfraces y escenas de acción sin mucha acción transcurre esta comedia de chicas con guión de Luc Besson y Robert Mark Kamen (‘EL QUINTO ELEMENTO’) cuyo final conserva, pese a todo lo anterior, cierto sabor a 'spagueti-western’.

10. ‘BATMAN Y ROBIN’ (1997)

Años antes de que Christopher Nolan le diera al hombre murciélago más prestigio del que nunca había tenido, Joel Schumacher cogió con éxito las riendas de la saga en 1995 con ‘BATMAN FOREVER’ -el de Val Kilmer- y repetiría dos años más tarde con ‘BATMAN Y ROBIN’. George Clooney y Chris O’Donnell protagonizaron esta maravilla trash llena de humo y excesos que, en palabras del propio Clooney, supuso “la destrucción de la franquicia de Batman”. De hecho, viendo las malas críticas y los flojos resultados de taquilla, en Warner decidieron cerrar las puertas de Gotham para la planeada ‘BATMAN TRIUMPHANT’. 

Pero eso no nos impide disfrutar de esta joya, que se apunta dudosos méritos como el de tener unos efectos especiales que, como comprobarás, no han resistido el paso del tiempo o el de contar con el único traje de Batman que tiene pezones en los pectorales. ¿Hace falta más? Arnold Schwarzenegger es un Mr. Freeze que usa pantuflas de oso polar y no deja de hacer juegos de palabras referentes al frío. Los que mejor parados salen son el mayordomo Alfred (Michael Gough) y la villana Hiedra Venenosa interpretada por Uma Thurman. Estos son algunos de los mejores-peores momentos de la cinta.

9. ‘HACKERS, PIRATAS INFORMÁTICOS’ (1995)

¿Jonny Lee Miller con el pelo decolorado, una adolescente y ciberpunk Angelina Jolie y Marc Anthony juntos? Es posible y ocurre en ‘HACKERS’, un thriller informático que a mediados de los 90 tenía sentido y ahora, casi 20 años después, suena a prehistoria. Música de Orbital a todo trapo, piercings, maquillaje de colores vivos y pantallas llenas de números. El final es romántico, nocturno y pasado por agua, hasta ahí podemos leer.

9. ‘JUERGA HASTA EL FIN’ (2013) 

Dándole una vuelta de tuerca más a ‘SUPERSALIDOS’ Y ‘SUPERFUMADOS’, Evan Goldberg y Seth Rogen dirigieron en 2013 el título más reciente de este ranking, y también el más autoconsciente de su función puramente lúdica. Aquí todos, desde Rogen hasta Michael Cera, pasando por Jonah Hill, hacen de sí mismos en un escenario muy de actores de Hollywood: una fiesta en la nueva mansión de James Franco, el carismático líder de la manada. Todo va sobre ruedas hasta que varias señales anuncian el fin del mundo y, por lo que parece, no se salva ni Rihanna.

No está más arriba porque en realidad sus engranajes funcionan a la perfección y este Apocalipsis termina dando mucho más de lo que promete.

8. 'SERPIENTES EN EL AVIÓN’ (2006)

En el número 8 llega la primera película con serpientes de la lista, pero no será la última.

Elsa Pataky pidiendo aceite de oliva en un avión para combatir las mordeduras de unas serpientes soltadas por la mafia para eliminar a un testigo protegido. Samuel L. Jackson, el policía, gritando “¡que Dios bendiga la Playstation!” al tomar tierra con éxito. No hace falta más explicación.

7. 'THE ROOM' (2003)

Una obra de teatro convertida en novela de 500 páginas nunca publicada convertida a su vez en guión. Nadie sabe de dónde salió el dinero que financió la película pero ahí está, y si todavía no has visto 'THE ROOM' -sí, la imagen de arriba es del póster de la película y da mucho miedo- necesitas hacerlo cuanto antes. Melodrama fallido convertido en 'guilty pleasure' de culto, su argumento es lo de menos.

Basta saber que Tommy Wiseau escribe, produce, dirige y protagoniza esta inintencionada comedia en la que nada, absolutamente nada, tiene sentido. ¿Que tu personaje entra en una floristería? Como el guión es tuyo y ya sabes lo que te van a decir, saludas, coges tus rosas, le contestas a la florista casi antes de que hable, acaricias a su perro y te vas como si le debieras dinero.

Pero no es solamente cosa de Tommy, aunque el mérito de hablar inglés con un acento que no se sabe muy bien si es ruso o italiano es únicamente suyo; el reparto derrocha intensidad en las discusiones, los forcejeos y las escenas de seducción. Pero, ¿qué pasa si tu madre, taza de té en mano, te confiesa que tiene cáncer? Entonces aflojas, tuerces el morro y le cambias de tema. 

6. 'LOS MERCENARIOS’ (2010)

Es imposible tomarse en serio las altas dosis de testosterona restaurada a golpe de bisturí que hay en esta película dirigida y protagonizada por Sylvester Stallone. Como se puede ver en esta escena, ‘LOS MERCENARIOS’ es una gamberrada sin pretensiones que abraza fuerte a las viejas glorias del género de acción.

5. 'GLITTER, TODO LO QUE BRILLA' (2001)

Aunque ahora intente retirar de la circulación todas las copias de ‘GLITTER’ que existen, en su momento Mariah Carey dedicó un buen esfuerzo promocional para intentar salvar esta suerte de ’biopic’ edulcorado del inevitable batacazo que se llevó, el más grande de toda su carrera. Al verla hacer de su álter ego Billie Frank resulta inevitable pensar que la cantante quería hacer una parodia de sí misma. Y entendida como tal sería notable. 

Nada la pudo rescatar de la finalización anticipada del contrato millonario que acababa de firmar con Virgin. Por las coletas y la gorra de Seguros Vitalicio que se calza en la película y por atreverse a aparecer prácticamente desnuda en el videoclip de ‘Loverboy’ la colocamos en el número 5 de nuestro ranking.

4. 'SPICE WORLD' (1997)

Más que mala, la película de las Spice Girls es malísima. Rodada en su fugaz momento álgido de éxito, ninguna de las cinco chicas sabía actuar, con lo que el resultado es un divertidísimo absurdo de dimensiones similares a las del autobús de 2 plantas en el que se mueven por Inglaterra.

3. 'ANACONDA' (1997)

Las interpretaciones son terribles, el argumento no tiene ninguna profundidad y los efectos especiales son un desastre. ¿Por qué hay que (volver a) verla? Por el momento en el que Jon Voight le guiña el ojo a Jennifer Lopez... después de ser vomitado por la serpiente.

2. ‘PLAN 9 DEL ESPACIO EXTERIOR' (1959)

La gran obra maestra del director maldito, considerada por muchos como la peor película de todos los tiempos. 

Ed Wood, Bela Lugosi -fallecido en 1056, se usó material que había grabado para otra película-, Vampira, platillos volantes fabricados con cuatro duros… ‘PLAN 9 DEL ESPACIO EXTERIOR' reúne todos los ingredientes para ser una película de culto con todas las letras. Lo mejor es verla prestando atención a la sombra del micrófono que se asoma en la cabina del avión, la aparición del doble de Bela Lugosi, los entierros que no se sabe muy bien si se celebran de madrugada o de día y la nave (¡se le ven los hilos!) que pasa como una exhalación tirando al suelo mesas y sillas, aunque hay mucho más.

Como curiosidad, en 1994 Tim Burton recreó el rodaje de esta película en ‘ED WOOD’.

1. 'SHOWGIRLS' (1995)

Como explicaba hace unos días Berto, Paul Verhoeven era un director de películas molonas como 'ROBOCOP' o 'DESAFÍO TOTAL'. Después de coquetear con el erotismo en 'INSTINTO BÁSICO' decidió tirarse a la piscina contratando Elizabeth Berkley, una de las protagonistas de 'Salvados por la campana' y se estampó contra el fondo. 

Nomi Malone, para los que no la conozcan todavía, es una bailarina con muy mala uva y un pasado que adivinamos turbio que llega a Las Vegas haciendo autoestop, dispuesta a comerse el mundo del espectáculo. Lo que ocurre allí es que las cosas no son fáciles, ni para ella ni para nadie, y Nomi se tiene que conformar con trabajar como bailarina de striptease en clubes de mala muerte. Enseguida conocerá a Cristal, la bailarina estrella del Casino Stardust, que le enseñará las luces y, sobre todo, las sombras de su profesión. 

Todo en Nomi Malone es forzado, está enfadada con el mundo. Sus andares bruscos y sus aspavientos son memorables. Nomi siempre quiere bronca y, cuando baila, corta el viento con las manos. Os dejamos con su primera gran audición, cuando Cristal se fija en ella.

  • Extras