Raúl Arévalo, estás en todas

En plena postproducción de 'Tardes para la ira', la que será su primera película como director, es innegable que Raúl Arévalo ha desarrollado una carrera digna de admiración.
 
Nacido en un pueblo en Segovia, que se llama Martín Muñoz de las Posadas, cerca de Adanero y Aréval, un 22 de noviembre de 1979, comenzó su carrera debutando en la televisión. Aún no había terminado sus estudios en la prestigiosa escuela Cristina Rota cuando se le apareció la oportunidad, concretamente en la serie 'Compañeros' durante 2001 y 2002.  Un año después debuta en el cine con un pequeño papel a las órdenes de Joaquín Oristrell en 'Los abajo firmantes' junto a Javier Cámara, Fernando Guillén y María y Juan Diego Botto entre otros. Pasaron los años y Arévalo siguió interpretando pequeños papeles en series como 'Hospital Central', 'Cuéntame', 'Aída' o 'Motivos personales'.

En 2006 le llegaría uno de los papeles más importantes en su carrera, clave para entender su trayectoria: el de Israel en 'AzulOscuroCasiNegro', la ópera prima de Daniel Sánchez Arévalo. Además de lanzarlo a la fama, la película de Arévalo le valió el premio al Mejor actor revelación en los Premios de la Unión de actores alzándose con él por encima de su compañero de reparto Quim Gutiérrez. 'AzulOscuroCasiNegro' le abrió las puertas del mundo del cine y ese mismo año Antonio Banderas lo eligió para protagonizar 'El camino de los ingleses' junto a Fran Perea y Félix Gómez, entre otros.

El año 2007 supone para Raúl Arévalo su consagración en la gran pantalla, no por el éxito que le aportan las películas en las que participa sino por la cantidad de papeles que recibe que hacen que su carrera despegue: estrenaría '¿Por qué se frotan las patitas?' de Álvaro Begines, 'Siete mesas de billar francés' de Gracia Querejeta, con la que consigue su primera nominación a los Premios Goya, 'Tocar el cielo' de Marcos Carnevale y 'Traumatología', un cortometraje dirigido por Daniel Sánchez Arévalo, afianzan la carrera de un joven y prometedor actor que crecía a una velocidad alarmante.

A partir de este momento a Raúl Arévalo le llovieron los papeles, '8 citas' de Peris Romano y Rodrigo Sorogoyen y 'Los Girasoles Ciegos' de José Luis Cuerda son sus principales estrenos del 2008.  Con la película de Cuerda, Arévalo consigue su segunda nominación a los Premios Goya, un premio que volvería a resistírsele un año más pero que estaba destinado a recoger. Y fue en 2009 con 'Gordos', la segunda película de Daniel Sánchez Arévalo, cuando subió a recoger el cabezón a Mejor actor de reparto.

Los años siguientes trabajará en 'También la lluvia' de Icíar Bollaín, Primos de Daniel Sánchez de Arévalo (con la que logró su tercera nominación a los Premios Goya), 'Promoción Fantasma' de Javier Ruiz Caldera o 'Los amantes pasajeros' de Pedro Almodóvar. Su último gran papel, y el que le ha valido una nueva nominación a los Goya, ha sido el que interpretó en 'La Isla Mínima' de Alberto Rodríguez.

Actualmente ha vuelto a televisión en la serie 'Velvet' y, además de estar montando su primera película como director, tiene pendiente de estreno 'Cien años de perdón' de Daniel Calparsoro. También ha confirmado su presencia en 'Oro', la nueva película de Agustín Díaz Yanes junto a Óscar Jaenada y Barbara Lennie con guión de Arturo Pérez-Reverte. Parece que el 2015 será un gran año para Árevalo, ahora solo falta comprobar si su capacidad tras las cámaras es igual de asombrosa que delante de ellas.

Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras