Ray Liotta: intenso, por favor

Por Luís Fernández

Si bien es cierto que en los últimos años ha caído en una especie de segunda división y su figura ha perdido mucha relevancia, no podemos dejar de recordarle. Además, con una serie a la vista y algunas de sus últimas apariciones como en 'Mátalos suavemente', tenemos la esperanza de que vuelva a recuperar papeles de relevancia. Aquí hacemos un repaso a sus papeles fetiche, los intensos, los psicóticos. ¿Con cuál os quedáis?
Sí, la película no era buena, lo reconocemos. Pero es innegable que de primeras reunir a Tim Allen, John Travolta, Martin Lawrence y William H. Macy interpretando a cuatro amigos que deciden huir de la rutina  en sus motos no sonaba del todo mal. Todo fracasó pero siempre nos quedará el brote de Ray, encargado de interpretar al típico aguafiestas que cree que estos cuatro amigos son todo pose, y no poseen nada para ser moteros. Dentro de lo malo de la película, su interpretación se puede salvar.
Una comedia negra también recibida con tibieza que nos contaba la historia de un matrimonio cuyas desavenencias se acabarían saliendo de madre, llegando al asesinato. Una premisa divertida pero cuyo material era demasiado serio para tomárselo a broma y demasiado ligero para tomárselo en serio. Eso si, Tobey Maguire aprendía de forma dura a no volver a entrometerse en las relaciones de Ray Liotta. No sabemos en que momento pensó que tener un affair con su mujer sería una buena idea.
Aunque no es el actor que más se ha prodigado dentro del cine independiente, este es el que le ha regalado algunas de sus mayores alegrías. Un ejemplo claro este drama y thriller policial en el que Ray interpreta a un agente de narcóticos infiltrado que no dudará en mancharse las manos por su trabajo. Su interpretación, bien intensa, resultó en una de las más aclamadas de toda su carrera.
Poco se puede decir de una de las cintas más recordadas y alabadas de Martin Scorsese. Alabada por crítica y público la cinta fue y es un triunfo. Pero más allá de eso, debemos reconocer la labor de Ray comoHenry Hill, un joven fascinado por los gángsters de Brooklyn que acaba ascendiendo en su jerarquía. Lo impresionante es que su interpretación sobreviva a la cantidad de auténticos monstruos de la interpretación que le rodeaban. Brillante.
Vamos a ver, este es el ejemplo claro de lo intenso, en el buen sentido, que puede llegar a ser Ray Liotta. Nunca exagera pero su actuación siempre golpea. En  una película en la que vemos a Michael Shannon interpreta a un asesino a sueldo, Ray Liotta es, con diferencia, el peor personaje que vemos en la película, por sus acciones. Además, es una película realmente recomendable sobre las bondades de los monstruos.
Las fuerzas de seguridad siempre crean una extraña sensación de seguridad y amenaza, y mucho más desde que vimos al propio Ray interpretando a un policía de lo más peculiar en esta película. Cuando una pareja denuncia un intento de robo en su casa, el agente Pete Davis, interpretado por Ray, será su investigador, un hombre con muchas sombras que acabará entrometiéndose en la vida de la pareja. Muy creepy.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras