Recetas de cine: Borsch de 'Promesas del este'

Siempre es buen momento para un caldo, sopa, guiso, estofado o potaje. ¡Platos para mojar con pan! El viernes emitimos en Paramount Channel 'Promesas del Este' a las 22:00 y, ¿qué mejor manera de verla que acompañado de un plato de Borsch?
El Borsch, plato típico ruso y ucraniano. Guiso muy agradable de sabores contrastados y finos, exceptuando la potencia del cerdo. Nos lanzamos a realizarla al ver 'Promesas del Este', película de David Cronenberg que explora los entresijos de la mafia rusa londinense.

En ella, uno de los jefes regenta un restaurante y prepara diversos platos típicos rusos, entre los que se encuentra este Borsch, plato que también solía preparar el padre de la protagonista (Naomi Watts). Aunque lo más memorable de la película quizás sea la lucha de Viggo Mortensen en las saunas, nosotros nos quedamos con la mosca de saber qué llevaba ese guiso que decían estaba tan bueno. Así que nos pusimos a buscar y picando un poquito de allí y un poquito de allá nos dispusimos a hacer nuestro Borsch.
- 150-200 gr. de costillitas de cerdo
- 1 patata
- 1 remolacha
- 1 zanahoria
- 1 cebolla
- 2-3 hojas de col
- 1/2 pimiento rojo
- 1 diente de ajo
- Tomate frito
- Concentrado de tomate
- 1 hoja de laurel
- Créme fraiche o yogur griego
- Perejil picado
- Sal y pimienta
Lo primero que haremos será poner las costillas cortadas en trozos pequeños en una olla con agua hirviendo más de una hora. Entre una hora y dos.
 
Mientras tanto iremos cortando los demás productos. Picamos la cebolla, la zanahoria en medias lunas, la patata y remolacha en dados y la col y el pimiento en juliana.
 
Cuando la carne haya estado un tiempo estimable hirviendo le añadimos la patata y la hoja de laurel. Mientras se cuece la patata, vamos sofriendo en una sartén el diente de ajo. Cuando esté dorado y haya dado sabor al aceite lo retiramos y añadimos la cebolla y la zanahoria. Las pochamos. Mientras, en otra sartén ponemos la remolacha con un poco de aceite, azúcar, sal y pimienta y las rehogamos también. Cuando veamos que las patatas ya están prácticamente cocidas añadimos el contenido de ambas sartenes a la olla. Añadimos también el tomate frito con un poco de concentrado de tomate y la col y mezclamos todo. Salpimentamos bien. Dejamos todos los productos juntos un cuarto de hora más.
 
Cuando pasen los 15 minutos corregimos de sal si hiciera falta. Servimos con perejil picado y una cucharada de crema fresca o yogur en cada ración.
 
Agarrar la cuchara en una mano, el pan en la otra y a disfrutar.
Más os vale probar a hacer esta receta o...
Artículo escrito por Cocine.es
  • Cocine