30 de octubre de 2014

Recetas de cine: El ratatouille de ‘RATATOUILLE’

Por María Pérez

Una de las mejores películas de Pixar es ‘RATATOUILLE’, esa historia de un pinche de cocina bastante torpe que se alía con un ratón que ha aprendido a cocinar viendo programas de televisión para mantener el restaurante que le ha dejado en herencia su padre, al que nunca conoció. El ratón Remy enseña a cocinar a Linguini metiéndose debajo del gorro de cocinero y agarrándole del pelo para indicarle los movimientos que tiene que hacer y los ingredientes que tiene que coger.

En la escena crucial, Remy ha tomado el control de la cocina, y con la ayuda de sus amigos ratones y con Linguini sirviendo los platos sobre patines, saca de la caja de recetas un plato tradicional de hortalizas que elabora con cuidado, primor y emplata como un verdadero chef.

Como en casa no solemos tener ratones cocinillas que nos ayuden, ahí va la receta de este sencillo y delicioso plato que despierta los recuerdos de niñez del crítico Anton Ego. En realidad el ratatouille provenzal se parece bastante al pisto manchego. Es una combinación de hortalizas y especias que bien se puede tomar como plato principal o como guarnición de carnes y pescados. Prueba a hacérselo a tu madre, a ver si se atreve a volver a decirte que nadie te va a dar de comer mejor que ella.

Ratatouille

Ingredientes (4 personas)
500 g de berenjena
375 g de calabacín
125 ml de aceite de oliva
2 cebollas medianas
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
5 dientes de ajo
750 g de tomates de rama
2 cucharaditas de perejil fresco picado
2 ramitas de tomillo
1 ramita de albahaca
Sal y pimienta

Elaboración
Cortar la berenjena en rodajas o trozos pequeños y ponerla en un cuenco con sal para que “sude” y pierda el amargor, durante media hora. Mientras tanto, picar el resto de las hortalizas: la cebolla en tiras finas, los pimientos en trozos y el calabacín en rodajas y después en cuartos, si estas son muy grandes.

En una cacerola de fondo grueso, echar tres cucharadas de aceite y sofreír la cebolla lentamente durante cinco minutos, hasta que se rinda (esté blanda). Añadir los pimientos y tres dientes de ajo enteros, bajar un poco el fuego y dejar que las verduras se hagan durante otros siete minutos. Salpimentar. Pasar a una bandeja y reservar.

Echar otras dos cucharadas de aceite y añadir la berenjena. Cocinarla durante seis o siete minutos por cada lado si está cortada en rodajas. Cuando esté cocinada añadir a la bandeja con la cebolla y los pimientos. Volver a echar aceite en la cacerola y cocinar el calabacín durante cinco minutos, retirar a la bandeja con el resto de vegetales.

Hacer una cruz en la base de los tomates y escaldarlos durante 20 segundos en agua hirviendo. Dejar enfriar un poco y pelarlos. Quitar la parte de las semillas y cortar la pulpa en cubos. Echar en la cacerola el resto del aceite y sofreír los tomates; añadir las finas hierbas reservadas y los dientes de ajo restantes. Cocinarlos bien e ir aplastándolos con un cucharón hasta que queden como una salsa. Añadir las hortalizas reservadas y darles unas vueltas cuidadosamente con la salsa de tomate. Cocinar todo junto a fuego medio y tapado durante diez minutos. Cuando pase ese tiempo, destapar la cacerola y bajar el fuego dejándolo otros veinte minutos más para que reduzca la salsa.

Pero si prefieres la versión de Remy, aquí te ofrecemos una versión aproximada de lo que él hace en la película:

Ratatouille versión Remy

Ingredientes (4 personas)
1 calabacín
1 berenjena
1 calabacín amarillo
3 tomates pera
½ cucharadita de ajo picado
2 cucharaditas de aceite de oliva
⅛ cucharaditas de hojitas de tomillo
Sal

Para la salsa

1 pimiento rojo cortado por la mitad, sin semillas ni filamentos blancos
½ pimiento amarillo, sin semillas ni filamentos blancos
2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de ajo picado
½ taza de cebolla picada fina
3 tomates pelados, sin semillas y cortados en daditos, con el jugo reservado
2 ramitas de tomillo
2 ramitas de perejil
½ hoja de laurel

Para la vinagreta
Pimienta negra recién molida
Sal
1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de vinagre balsámico

Elaboración
Calentar el horno a 230 grados. Poner las mitades de pimiento sobre una lámina de papel de horno (parafinado), con la cara interior hacia abajo. Asar hasta que se desprenda la piel, unos 15 minutos. Sacar del horno y dejar que se enfríe lo suficiente como para poder manejarlo. Pelar y picar finamente. Sofreír el ajo y la cebolla en aceite a fuego bajo hasta que se rindan, pero sin que se doren (unos 8 minutos). Añadir los tomates con el jugo, el tomillo, el perejil y el laurel. Sofreír a fuego lento hasta que se forme una salsa suave, sin líquido (unos 10 minutos); añadir los pimientos (reservando una cucharada) y dejar hasta que se reblandezcan. Corregir el punto de sal y retirar las hierbas. Pasar por la batidora y esparcir la salsa en el fondo de una fuente de horno.

Calentar el horno a 135 grados. Con una mandolina, cortar los calabacines, la berenjena y los tomates pera en rodajas finas. Desde el centro de la fuente, ir colocando las rodajas alternando las hortalizas sobre la salsa, superponiéndolas de modo que sobresalga 1 cm de cada rodaja. Seguir colocando las hortalizas así hasta cubrir la fuente por completo, aunque sobren verduras.

Mezclar en un cuenco el ajo, el aceite y el tomillo y salpimentar al gusto. Rociar con ello las verduras. Cubrir con un papel de horno. Hornear hasta que las hortalizas estén blandas al clavar un cuchillo, unas dos horas. Retirar el papel y seguir horneando durante unos 30 minutos más.

Para la vinagreta, mezclar la cucharada sopera reservada de pimientos, aceite, vinagre, las hierbas, y salpimentar al gusto. Pintar el plato con esta vinagreta, colocar las verduras encima y servir caliente.

  • Extras