17 de octubre de 2014

Recetas de cine: La hamburguesa Big Kahuna de ‘Pulp Fiction’

Por María Pérez

Hace justo 20 años el verborreico Quentin Tarantino sorprendió a todo el mundo con su innovadora ‘PULP FICTION’, una película coral de azares e historias cruzadas protagonizada entre otros por John Travolta, Samuel L. Jackson, Uma Thurman y Bruce Willis y con un rosario de personajes secundarios memorables. En ella, los dos primeros eran un par de matones de tres al cuarto con tendencia a las charlas sobre cualquier cosa, desde la Biblia hasta las hamburguesas. Una de esas hamburguesas, la Big Kahuna, recibe los mayores halagos por parte de Samuel L. Jackson en una conversación con unos chavales justo antes de que se desmadren verdaderamente las cosas.

Sólo para los muy carnívoros, la receta de esta hamburguesa que nos provocaba verdaderos retortijones de hambre descrita por el genial Jules Winnfield, en su versión para una reunión de 12 amigos que se juntan para ver la peli.

Hamburguesa Big Kahuna

Ingredientes (12 personas)
3 cebollas grandes (peladas y picadas en daditos)
8 cucharadas soperas de aceite de oliva
Sal, pimienta negra recién molida
2 kg de carne picada de ternera de la mejor calidad
20 g de salsa Worcestershire
5 g de salsa de pescado
2 cucharadas de postre colmadas de mostaza de Dijon
5 g o 3 ramitas largas de estragón picadas muy finas
70 g de perejil rizado picado muy fino

Para la guarnición y montaje
4 pepinillos (cortados en lonchas longitudinales muy finas)
12 panes de hamburguesa grandes
Queso en lonchas al gusto (estilo cheddar)

Para la salsa especiada de tomate
Aceite de oliva
1 cebolla picada
1 diente de ajo machacado
1 pimiento rojo picado
800 g de tomates picados
200 ml de vinagre de vino tinto
200 g de azúcar
Sal y pimienta negra recién molida
30 g de alcaparras en vinagre
30 g de pepinillos pequeños
Un puñado de cilantro fresco

Elaboración
Echar el aceite, la cebolla y un puñado de sal en una sartén de fondo grueso y poner a fuego medio hasta que se dore, moviendo de vez en cuando y con cuidado de no quemar las cebollas. Mientras se hace la cebolla, preparar las hierbas y el resto de ingredientes para añadir a la carne picada. Echar todo esto en una ensaladera grande y añadir la carne. Una vez la cebolla esté dorada (unos 20-25 minutos), retirar del fuego y dejar que se enfríe un poco a temperatura ambiente. Añadirlas a la carne picada y mezclar todo bien con las manos limpias, como si se estuviera amasando pan, incorporando bien todos los ingredientes. Cubrir con film y meter en el frigorífico durante 1-2 horas. Esto permite que la mezcla repose y ligue bien.

Hacer la salsa de tomate, calentando un poco de aceite en una sartén y añadiendo la cebolla, el ajo y el pimiento. Dejar que se haga sin dejar de remover hasta que estén blandos. Añadir el tomate y mezclar bien. Añadir el vinagre y el azúcar y llevar al punto de ebullición. Dejar hervir a fuego lento durante 30 minutos y salpimentar. La salsa de tomate debería tener la consistencia de una mermelada. Echar las alcaparras y los pepinillos y el cilantro picado. Corregir el punto de sazón si es necesario.

Sacar la carne del frigorífico y separar en bolas de unos 160 g cada una. Aplastar cada bola hasta que alcance el grosor deseado.

Para terminar las hamburguesas, hacer en la parrilla quemándolas un poco por fuera, durante unos 2-3 minutos por cada lado. Cortar los panes de hamburguesa por la mitad y tostar ligeramente.

Poner cada hamburguesa en la mitad inferior de un pan, añadir la loncha de queso, los pepinillos y la salsa de tomate. Cubrir con la otra mitad del pan y servir con un Sprite muy frío.

Ahora ya podéis decir, imitando a Samuel L. Jackson: “Mmmmm… This IS a tasty burger”.

  • Extras