4 de diciembre de 2015

Recetas de cine: Pastel de carne de 'Sweeney Todd'

  • "El que desperdicia... luego codicia" - Mrs. Lovett
Se conoce que la filmografía de Tim Burton está inundada de excesiva dosis de perturbación y oscuridad. Totalmente corrompidos por este aura gótico tras ver la película, decidimos aventurarnos a preparar esta receta de su película más musical y al mismo tiempo más sanguinaria. 

Por puro escrúpulo, tiquismiquis que somos, decidimos obviar la parte caníbal que conlleva la preparación en el film. Y si le quitas la carne de juez, sacerdote, obispo, vicario, etc. que el barbero diabólico de la calle Fleet le suministraba a la Sra. Lovett para sus antes conocidos como peores pasteles de Londres, se queda una receta de lo más fácil y entretenida de realizar. Aseguramos, además, que durante nuestra elaboración la higiene era bastante mayor que el que había en la pastelería de Nellie Lovett.
Para la receta usamos productos básicos y sencillos fáciles de encontrar. Dominan, como es lógico, productos muy usados en tierras británicas, como son el cerdo y la cerveza negra.

Para la masa de nuestras meat pies no nos rebanamos los sesos e imitando la simplicidad que el personaje de Helena Bonham Carter emplea en su masa hicimos una masa básica para este tipo de preparaciones. El protagonista, a fin de cuentas, es el interior del pastelito.
Para el relleno:

- 1/2 kilo de carne de cerdo picada
- 1 cebolla
- 1 zanahoria
- 1 apio pequeño
- 1 vaso grande de cerveza negra
- 2 hojas de laurel
- 1 cucharadita de extracto de carne
- 1 nuez de mantequilla
- aceite de oliva
- sal y pimienta
Para la masa:

- 1/2 kilo de harina
- 1/4 litro de agua aprox.
- 50 gramos de mantequilla
- 1/4 vaso de aceite
- Sal
- 1 huevo para pintar
Juntamos todos los ingredientes para la masa y los mezclamos y amasamos hasta obtener una masa firme y no muy pegajosa. Reservar.
 
En una cazuela grande doramos la cebolla, la zanahoria y el apio un poco de aceite. Cuando estén al punto añadimos la carne salpimentada. Acto seguido introducimos la cerveza negra y el laurel.
 
Cuando haya reducido un poco agregar la mantequilla y el extracto de carne y dejar que vaya reduciendo de nuevo a fuego lento. Mientras esto sucede vamos estirando la masa hasta obtener el grosor de una moneda de euro, más o menos.
Precalentar el horno a 170-180º.
Apartar la cazuela del fuego para que atempere el relleno. Poner las masas cortadas en círculo en las paredes de los moldes previamente engrasados. Rellenarlos con la carne. Tapar con más masa sellando los bordes con los dedos o con un tenedor. Hacer un corte con un cuchillo sobre la tapa en forma de cruz o un agujerito a modo de chimenea para que suelte los vapores del jugo. Pintar con huevo batido.
Hornear durante 25 minutos aproximadamente.

Desmoldar y engullir.
Artículo escrito por Cocine.es
  • Cocine