22 de enero de 2016

Recetas de cine: Soufflé de queso de 'Sabrina'

"Una mujer afortunada en amores quema el suflé, pero una mujer desgraciada en amores no se acuerda nunca de encender el horno."_Barón St. Fontanel

Justo antes de tentarnos con quién vivía arriba Billy Wilder nos mostró la grácil figura de esta inocente muchacha con el corazón roto que supuso el asentamiento de Audrey Hepburn en Hollywood tras el notable 'boom' de su rol en 'Vacaciones en Roma'.

'Sabrina' es, quizás, una de las comedias románticas más sofisticadas de la historia del cine o, al menos, del cine clásico. Cuenta con dos playboys de la jet set, historias de amor cruzadas, celos, engaños y buenas dosis de humor, sobre todo en la parte de su exilio a París para estudiar cocina, con un divertido chef francés dando masterclasses como ésta
Y aquí es donde queríamos llegar. La preparación del suflé resulta un punto de inflexión tanto en la película como en la personalidad del personaje de Hepburn. Hay un antes y un después. Gana en seguridad y temperamento y vuelve de París echa toda una mujer confiada y elegante capaz de manejar a los hermanos Larrabee encarnados por Humphrey Bogart y William Holden.
A pesar de lo que parece que le cuesta a la pobre muchacha ya os advertimos que la preparación del típico suflé de queso es muy sencilla. Será que no adolecemos de mal de amores... El truco está en montar bien las claras de huevo para que suban bien en el horno.
- 6 huevos
- 50 gr harina
- 50 gr mantequilla
- 400-500 ml leche entera
- 200 gr queso gruyére o, en su defecto, emmental
- sal
Precalentar el horno a 180º-190º.

Primero haremos una bechamel. Esto es, derretir la mantequilla en una sartén o cazuela y cocinar brevemente la harina para después ir echando la leche a poquitos hasta obtener la cremosidad deseada.

Por otro lado, separar las yemas de las claras de los huevos y montar las claras a punto de nieve. Para que el suflé suba bien en el horno, cuanto más aire entre a las claras, mejor. 

Una vez hecha la bechamel añadimos las yemas a la preparación. Mezclamos y retiramos del fuego. Añadimos el queso rallado, mezclamos de nuevo y agregamos la clara montada. Procurad no mezclar a lo bruto ahora. Envolved suavemente la mezcla hasta que esté todo bien integrado.

Meter la masa en unos moldes previamente engrasados. Hornear durante 20 minutos y voilá! Unos suflés rápidos y fáciles.
Artículo escrito por Cocine.es