17 de diciembre de 2014

Recetas para preparar un menú de película estas Navidades

Por María Pérez

Hemos recopilado recetas de películas navideñas para montar un menú muy particular que empieza por el desayuno. El resultado es nada tradicional, pero desde luego muy cinematográfico. 

Desayuno de Navidad: Strata italiana

En ‘LA JOYA DE LA FAMILIA’ Sarah Jessica Parker es una pija neoyorquina que acompaña a su novio a pasar las vacaciones con su excéntrica familia. Ella, que se siente todo el rato como pez fuera del agua, decide agasajarles preparando este plato italiano, aunque ellos nunca lleguen a probar porque acaba esparcido por el suelo.

Ingredientes (para 8 personas)
8 rebanadas de pan de molde sin corteza
230 g de mozarella en rebanadas
400 g de tomates en rebanadas
370 g de champiñón fresco, en rebanadas
1 cebolla mediana, cortada finamente en aros
5 huevos
3 tazas de leche
1 cucharada de parmesano rallado
1 cucharadita de sal
1 cucharadita de orégano
1 pizca de sal de ajo
aceitunas negras, cortadas en rebanadas

Elaboración
Cortar el pan con un cortapastas con forma navideña. Reservar las piezas cortadas. Llenar el fondo de una fuente de horno de unos 20x30 cm con los recortes del pan y colocar encima la mitad del queso. Encima, esparcir el tomate, los aros de cebolla y el champiñón. Cubrir con el resto del queso. Colocar las formas de pan sobre el queso y colocar en el centro de cada una de ellas una rebanada de tomate. Aparte, batir un poco los huevos y añadir la leche, la sal, el orégano y la sal de ajo. Mezclar bien y repartir por encima del pan. Espolvorear el parmesano por encima y esparcir las aceitunas negras. Meter 6 horas en el frigorífico o durante toda la noche. La mañana siguiente, meter en el horno a 160 grados durante 1 hora y media, hasta que salga limpia la punta del cuchillo. Sacar y dejar reposar durante 5 minutos o hasta que esté firme. Servir.

Entrante: Ensalada César

En '¡VAYA SANTA CLAUS!', Tim Allen va convirtiéndose poco a poco en Santa Claus, y en una cita a ciegas, tras justificar su repentina gordura como una reacción alérgica producida por un picotazo de abeja, empieza a pedir todos los postres de la carta y “una ensalada césar con el aliño a un lado”. Probablemente tu madre no esté de acuerdo, pero a nosotros no se nos ocurre un plato mejor como entrante.

Ingredientes (para 8 personas)
4 corazones de lechuga romana, con las hojas separadas
8 filetes de anchoa en aceite de oliva, escurridos
1 diente de ajo pequeño
Sal
2 claras de huevos grandes
2 cucharadas de zumo de limón recién exprimido
1 cucharadita de mostaza de Dijon
2 cucharadas de aceite de oliva
½ taza de aceite vegetal
3 cucharadas de parmesano rallado fino
Pimienta negra recién molida
Para los picatostes
3 tazas de dados de pan rústico con corteza
3 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración

El aliño
Picar las anchoas, el ajo y una pizca de sal, todo junto. Con el canto del cuchillo, triturar hasta hacer una pasta y echarlo en un bol de tamaño mediano. Añadir las claras de huevo, las dos cucharadas de zumo de limón y la mostaza. Ir añadiendo aceite de oliva gota a gota y batiendo al tiempo, y después agregar el aceite vegetal. Añadir el parmesano sin dejar de batir. Salpimentar y agregar si se desea más zumo de limón.

Los picatostes
Calentar el aceite de oliva en una sartén y echar en él los dados de pan cuando esté bien caliente. Retirar cuando estén tostados y salpimentar. Mezclar las hojas enteras de lechuga con los picatostes y el aliño ( si es con las manos mejor) y esparcir por encima unas lascas pequeñas de parmesano.

Primer plato: Macarrones con queso

Los macarrones con queso son la comida favorita de Kevin McAllister y para él representan un auténtico manjar navideño aunque sean de microondas. Incluso les dedica una bendición muy especial antes de oír como el par de ladrones Harry y Marv intentan entrar en su hogar y no se los llegue a comer. Por esta escena y muchas otras ‘SOLO EN CASA’ se ha convertido en un clásico del cine navideño y por eso os proponemos sustituir el probable plato de lombarda con castañas o los canelones, o lo que sea que tengáis pensado para primer plato del festín.

Ingredientes (para 8 personas)

6 rebanadas de pan de molde sin corteza, troceadas en ocho (hacerlo con las manos)
6 cucharadas de mantequilla
5 tazas de leche
½ taza de harina
2 cucharaditas de sal
¼ cucharadita de nuez moscada recién molida
¼ cucharadita de pimienta negra recién molida
¼ cucharadita de pimienta de cayena
4 tazas de queso cheddar blanco rallado
2 tazas de queso gruyer rallado o 1 ¼ taza de pecorino rallado
400 g de macarrones

Elaboración
Calentar el horno a 375 grados. Embadurnar de mantequilla el interior de una cacerola y apartar. Echar los trozos de pan en un bol mediano. En una sartén pequeña a fuego medio, derretir dos cucharadas de mantequilla. Echar la mantequilla derretida sobre el pan y remover bien. Reservar.
En una sartén de tamaño mediano a fuego medio, calentar la leche. En una sartén antiadherente derretir la mantequilla restante hasta que se derrita. Cuando empiece a borbotear, añadir la harina. Cocinar durante un minuto sin dejar de mover. Añadir la leche caliente sin dejar de mover hasta que la mezcla empiece a borbotear y espese. Retirar la sartén del fuego, añadir sal, nuez moscada, pimienta negra y pimienta de cayena, 3 tazas de cheddar y 1 ½ taza de gruyer o 1 de pecorino. Reservar la besamel con queso.
Llenar un cazo grande con agua y poner al fuego hasta que empiece a hervir. Añadir los macarrones durante dos o tres minutos menos de lo que indique el fabricante en el paquete, o hasta que el exterior de la pasta esté hecho pero el interior quede un poco duro. Echar los macarrones en un colador grande y aclararlos bajo el grifo con agua fría. Escurrir bien y mezclarlos con la besamel de queso.
Echar la mezcla en la cacerola que habíamos preparado al principio. Esparcir por encima el resto del queso y los trozos de pan. Meter en el horno hasta que se dore la parte de arriba, unos 30 minutos. Sacar del horno, dejar reposar sobre una rejilla unos cinco minutos y servir.

Segundo plato: rosbif con costra de hierbas y verduras y salsa gravy

A ‘EL GRINCH’ le gusta muy poco la Navidad, tanto que decide robársela a los Who para que no le den la lata con ella. Los Who tienen un plato favorito para sus celebraciones navideñas, que es un asado de bestia. Nosotros hemos sustituido esa bestia por ternera en este segundo y contundente plato.

Ingredientes (para 8 personas)
1 cucharada de ajo picado
2 cucharaditas de tomillo       
2 cucharaditas de romero
1 cucharadita de sal
½ cucharadita de pimienta
1 pieza de ternera sin hueso de unos 2 kg
4 cucharadas de mostaza de Dijon
1 cucharada de aceite de oliva
680 g de zanahoras cortadas en tercios y después en bastoncillos de 2,5 cm de ancho
250 g de nabos, cortados en tercios y luego en bastoncillos de 2,5 cm de ancho
1 cebolla mediana, cortada en trozos de 2,5 cm de ancho
1 lata de caldo de carne (unos 450 g)
2 cucharadas de harina
1 taza de vino tinto

Elaboración
Colocar las rejillas del horno una en el medio y otra en la posición más baja. Precalentar el horno a 218 grados. Colocar una rejilla en una fuente de horno poco profunda. Forrar una bandeja de horno con papel de hornear. Mezclar el ajo, el tomillo, el romero, la sal y la pimienta en un cuenco pequeño. Colocar la pieza de carne en la fuente de horno, sobre la rejilla. Pintar con 3 cucharadas de mostaza y esparcir tres cucharadas de la mezcla de hierbas por encima, por toda la pieza.
Añadir el resto de la mostaza y el aceite al resto de hierbas. Mezclar con la zanahoria, el nabo y la cebollla. Repartir por la bandeja de horno forrada.
Asar la ternera sobre la rejilla superior durante unos 20 minutos. Reducir la temperatura del horno a 160 grados. Colocar las verduras en la rejilla más baja. Asar todo durante 1 ¼ hora o hasta que la carne esté al punto (con un termómetro de carne pinchado en la pieza, el interior debe estar a 60 grados). Sacar la carne y colocarla en una tabla de cortar, taparla con papel de aluminio y dejar reposar durante 20 minutos. Mientras reposa la carne, dejar las verduras en el horno hasta que estén hechas.

Mientras tanto, mezclar bien el caldo con la harina. Colocar la fuente de horno de la carne sobre el fuego medio. Añadir el vino y remover bien para desglasar la fuente. Añadir el caldo y mover rápidamente. Llevar a ebullición, reducir el fuego y dejar cocer durante un minuto o hasta que espese.  Servir el asado con las verduras y la salsa gravy.

Postre 1: Vino con especias

En ‘QUÉ BELLO ES VIVIR’, el cínico George Bailey, tras un duro día de trabajo, pide en un bar una copa doble de bourbon, mientras que Clarence, su ángel, tras dudar un poco, pide este vino de especias que se hace con variantes por toda Europa y EEUU en las fiestas. Aunque el camarero diga que en su bar sólo se sirven bebidas para hombres, la verdad es que el vino especiado entona y permite que la digestión del banquete sea más llevadera.

Ingredientes
2 botellas de vino tinto
½ taza de agua
½ taza de azúcar
4 ramitas de canela
5 clavos
1 corteza de naranja
1 naranja
1 corteza de limón
1 limón

Elaboración
Echar las cortezas de naranja y limón, la canela y el clavo en el agua. Llevar a ebullición a fuego lento durante cinco minutos. Retirar del fuego. Añadir el vino. Añadir la naranja y el limón cortados en rodajas. Calentar todo a fuego lento durante 40 minutos, evitando que hierva. Colar el vino y servir.

Postre 2: Tarta banoffee

Desde su estreno, ‘LOVE ACTUALLY’ se ha convertido en una de esas películas navideñas que nos gusta repasar sea Navidad o no. En una de las escenas, Keira Knightley se presenta en casa del mejor amigo de su novio con la esperanza de congraciarse con él, ya que piensa que él la odia. Y lo hace con un pedazo de Banoffee Pie, que no es más que una tarta de plátano y toffee.

Ingredientes (para 8 personas)
2 tazas de leche condensada
1 base de masa quebrada
3 plátanos grandes
1 ½ taza de nata montada
1 cucharada de azúcar moreno

Elaboración
Poner la rejilla del horno a media altura y precalentar a 220 grados.
Echar la leche condensada en un molde de tarta y mezclar con una pizca de sal. Cubrir el molde de tarta con papel de aluminio, ajustándolo bien a los bordes. Colocar en una fuente de horno y añadir agua hasta la mitad del recipiente, sin que llegue al borde del molde de tarta. Meter en el horno, rellenando de agua cada 40 minutos, hasta que la leche condensada se espese y tenga color de caramelo (dorado) (unas dos horas). Sacar el molde del baño María y transferir el toffee a un cuenco; dejar enfriar durante una hora. Mientras tanto, lavar el molde de tarta y extender la masa quebrada sobre él. Meter en el horno y hacer como indique el fabricante.
Echar el toffee sobre la masa y dejar enfriar, unos 15 minutos.
Cortar los plátanos en rodajas de 1 cm de grosor y colocar encima del toffee. Batir la nata con el azúcar en un cuenco aparte con la batidora hasta que se forme una crema suave. Esparcir sobre la tarta.

 

 

  • Extras