Reglas básicas para sobrevivir en una película de terror

A lo largo de nuestra vida, ¿cuántas películas de terror habremos visto? ¿Una, tres, diez? Da igual el número, porque si algún día nos viésemos inmersos en una historia de este tipo, seguramente caeríamos en los mismos errores y cometeríamos las mismas imprudencias que los protagonistas de cualquier cinta del género por eso te hemos preparado una guía para sobrevivir en una película de terror que te salvará de más de un problema.

1. El malo nunca corre. Camina lento, amenazador... pero siempre llega a su víctima.

Consejo: átate bien los cordones, no tropieces, e intenta conocer todos los atajos.

2. Separarse del grupo NO es buena idea.

Da igual si eres el típico deportista, el guapo o guapa del grupo, el freak... Tu misión será mantener a todos unidos. El primero que se vaya por su cuenta tiene todas las papeletas para no volver a aparecer.

3. La policía no suele ser de mucha ayuda.

Vale, son los agentes de la ley, están ahí para protegernos. Pero, ¿tu creerías a alguien que te cuenta que un pueblo perdido de la mano de Dios hay un asesino en serie con una sierra eléctrica? Así, de primeras, seguro que no. A los policías les pasa lo mismo. Consejo: no pierdas el tiempo hablando con el agente de turno... Y si te llega a creer, lo más seguro es que no viva para ayudarte.

4. Haz caso a los niños y a los perros

Son los primeros en detectar las presencias paranormales, eso sí, si los niños tienen el pelo blanco o viven cerca de un campo de maíz, huye, huy muy lejos.

5. Prohibido recoger a tipos que hagan autostop.

Sobre todo si tienen cara se asesinos en serie. A veces, las apariencias no engañan.

6. ¿Ves esa casa abandonada en medio del bosque, que se cae a cachos y parece el único sitio donde podrás esconderte? ¡NO ENTRES!

Corre hasta que no puedas más. Si por casualidad has desobedecido esta regla y has cometido en gran error de refugiarte en ella, huye de los espejos y, por nada del mundo, entres en el cuarto de baño.

7. Los teléfonos los carga el diablo.

En el momento que más lo necesites, el móvil se quedará sin cobertura. Si consigues un teléfono público (¿aún existen?), se cortará en el momento que vayas a decir dónde te encuentras. Y si contestas a algún teléfono, escucharás respiraciones extrañas o alguien te dirá que vas a morir.

8. ¿Te vas de excursión nocturna? Una palabra: BATERÍA.

Para la linterna, el móvil y el coche. ¡Que no aprendemos!

9. Si alguno de los miembros de tu grupo se cae o resulta herido, no vuelvas a por él...

Sabemos que eres una buena persona y que en tu día a día ayudas a las personas mayores a cruzar la calle y salvas gatos que están atrapados en lo alto de un árbol pero algunas situaciones son excepcionales. ¡Ya sabes lo que te va a pasar!

10.¿Escuchas ruidos extraños? ¿Tienes ganas de levantarte a ver qué pasa?

Grábate a fuego estas palabras... ¡NO LO HAGAS! ¿No has visto las suficientes películas de terror para saber que ahí empieza todo?

¿Has conseguido sobrevivir gracias a nuestros consejos? ¿Has atropellado, tirado a un lago o disparado al asesino? ¡Enhorabuena! Pero, no te relajes. Normalemente, siempre sobreviven para protagonizar una segunda parte...