3 de junio de 2013

Reglas para viajar en el tiempo

Es natural, todos hemos soñado alguna vez con trasladarnos en el tiempo, viajar al futuro y comprobar si los coches podrán volar algún día, si la comida se dará en cápsulas o si viviremos en el espacio. También el pasado nos atrae, conocer a los indios y vaqueros, descubrir cómo era el renacimiento... El cine nos ha ayudado a cumplir esos sueños con cientos de películas en las que los viajes temporales son la clave. 

1. EVITA A TUS PADRES

Si viajas al pasado, digamos, a la época en la que tus padres estaban en su adolescencia, no intentes verlos ni contactar con ellos. El riesgo de que tu madre o tu padre se enamore de ti (una persona que tiene lo mejor de ella y algo nuevo y atractivo) es directamente proporcional a tu cese de existencia.

2. ALÉJATE DE INSECTOS

Todo el que haya visto 'ÉRASE UNA VEZ EL HOMBRE' sabe que tanto en las primeras edades de la tierra como el el futuro lejano los insectos tendrán un tamaño descomunal y serán quienes amenacen nuestra existencia. Seguiremos teniendo perros del tamaño de una pelota de tenis pero las picaduras de los mosquitos serán tan grandes como para hacernos un agujero en el brazo. Y por cierto, nosotros seremos su presa favorita.

3.DEMUESTRA QUE ERES DEL FUTURO

Siempre, siempre, siempre tienes que conseguir que al menos una persona sepa que eres del futuro porque de otro modo no podrás llevar a acabo tus planes. La mejor forma de demostrarlo es memorizar los resultados deportivos de los últimos diez años y decírselos al primero que se muestre escéptico. También puedes utilizar algún tipo de evento histórico como ejemplo pero nunca será tan efectivo como esa vez que tu equipo ganó la copa contra todo pronóstico gracias a un gol en el descuento. 

5. NO TE CRUCES CONTIGO MISMO

Al margen de que el mundo pueda implosionar o no ante el hecho de que te reúnas contigo, resultará confuso para ti y tu otro yo y caerás en el riesgo de desvelarle o querer conocer cierta información que es mejor ignorar. por otro lado corres el riesgo de que tu yo futuro sea igualito a Bruce Willis y es posible que no puedas recuperarte de ese hecho.

6. LLEVA LA ROPA ADECUADA

Antes de iniciar tu travesía asegúrate de ir vestido para la ocasión o terminarás luciendo un cota de malla en pleno siglo XXIII o unas sneakers en el nacimiento de Estados Unidos. Si no tienes ropa de todas las épocas en tu armario, y no encuentras nada decente en una tienda de disfraces, opta por unos pantalones de traje y te evitarás problemas en varios siglos.

Otra opción es aprender del T-1000 y viajar desnudo. Eso sí, al llegar al destino asegúrate de que haya alguien cerca del que poder conseguir la ropa adecuada. 

7. NO INTERVENGAS EN EVENTOS HISTÓRICOS

Si ninguna película americana ha intentado evitar la muerte de J.F.K. es porque saben que las consecuencias de jugar con la historia pueden ser devastadoras. Para prueba, la segunda parte de 'REGRESO AL FUTURO' en la que un acontecimiento menor, como son los resultados de apuestas deportivas, sirve para que la familia de Marty acabe destrozada.

8. VIAJA EN UNA MÁQUINA COOL

Una buena cama con dosel es muy práctica para tener donde dormir pero no tanto para trasladarse por la ciudad una vez que llegas a tu destino, ni para ocultarla a plena vista. Las cabinas telefónicas son estrechas pero válidas en cualquier época desde 1889. Si viajas al futuro, recuerda que lo retro siempre se ha llevado.

Intenta evitar neveras u otros electrodomésticos que tengas que cargar contigo. Lo ideal es un objeto pequeño (aprende de Hermione Granger y su giratiempo) o un vehículo. Y ahí, los más fiables son los Delorean.

Los portales son útiles para un viaje de ida pero luego tendrás que estar calculando en qué momento y lugar volverá a abrirse para no quedarte atrapado en una época que no te corresponde. Pueden estar además en cualquier lugar, desde lo alto del puente de Brooklyn hasta un jacuzzi. 

  • Extras