3 de abril de 2017

Scott Adkins, el 'invicto' de Hollywood

Por M. J. Arias

Su cara te suena, ¿verdad? Y sus bíceps, seguro que también. Scott Adkins es uno de esos secundarios (protagonistas ocasionales) robaplanos que ha aparecido en tantas películas que es imposible que no te resulte familiar. Está muy de moda últimamente. Aquí te contamos de qué te suena tanto este actor británico difícil de olvidar.
Y tanto que lo es. En el canal le hemos visto como protagonista de ‘Invicto 2’ y de ‘Invicto 3’. Ha hecho pasar buenos ratos de lucha, sudor y sangre a nuestros espectadores aficionados al género. Y si en su día te las perdiste, no te preocupes. Puedes verlas en nuestra web cuando quieras. Están colgadas y disponibles para que te enganches sin remedio a los combates de Boyka, como se llama el personaje de Adkins.
Puede que en su momento la fuerte presencia de un actor como Mads Mikkelsen lo eclipsase temporalmente, pero tuvo su momento de gloria y su gran escena al enfrentarse al mismísimo Doctor Strange (Benedict Cumberbatch) en una de las mejores peleas de toda la película. Desde luego, no se lo ponía nada fácil al cirujano metido a superhéroe.
Es su punto fuerte, el cuerpo a cuerpo. Allá donde haya una pelea o una buena escena de acción, los encargados del casting cuenta con él. Te hemos mencionado su participación en ‘Doctor Strange’ y en la saga ‘Invicto’, pero no son los únicos títulos en los que desplegó sus movimientos. También lo hizo en ‘Blanco humano’, ‘Soldado Universal’, ‘Los mercenarios’, ‘El ultimátum de Bourne’…
Como buen actor inglés, dio sus primeros pasos en la pequeña pantalla y tuvo sus coqueteos con la BBC. Tras varios personajes episódicos, sus personajes de mayor presencia y duración fueron los que interpretó en series británicas como ‘Gente de barrio’, ‘Mile High’ y ‘Holby City’.
Es su marca de la casa además de su habilidad para la acción y el cuerpo a cuerpo. Su rostro de tipo duro y su mirada penetrante, acompañados siempre de un estado de forma ganado a fuerza de horas de entrenamiento, son clave a la hora de interpretar a un personaje. De ahí que los rebeldes, difíciles de doblegar y villanos en ocasiones sean sus personajes más recurrentes.