18 de abril de 2012

Sean Penn, a lo Robert Smith en su nueva película

"Un lugar para quedarse" se estrena el próximo 11 de mayo

Dirigida por Paolo Sorrentino, "Un lugar para quedarse" nos cuenta la historia de Cheyenne (Sean Penn), una estrella del rock en su día pero que ahora es un cincuentón algo desfasado.

Con un 'look' que recuerda al líder de The Cure, Robert Smith, Cheyenne está pasado de rosca y necesita un detonante para cambiar su monotonía. De pronto, una noticia lo rescatará de su estado apático: su padre ha fallecido.

Cheyenne había dejado de tener relación con él, pero decide investigar sobre su progenitor, también como una forma de indagar en sus propios orígenes. Así, se trasladará de Dublín a Nueva York después de quedar sorprendido tras la lectura de algunos diarios que pertenecían a su padre y que revelaban cosas como que había dedicado toda su vida a averiguar el paradero de un criminal del partido nazi que había emigrado a Estados Unidos para evitar un juicio.

Cheyenne recogerá el testigo de su padre y se dedicará a buscar él también a ese misterioso hombre, como forma de mantener vivo el legado de su progenitor.

El director italiano Paolo Sorrentino se embarca en esta coproducción internacional protagonizada por la estrella de Hollywood Sean Penn y en la que también aparecen nombres como Frances McDormand, Judd Hirsch, Harry Dean Staton o David Byrne.