12 de noviembre de 2015

Secun de la Rosa, el amante del teatro que triunfó en televisión

Por Pedro Moral

Secun de la Rosa es ese actor secundario que todo el mundo conoce pero que casi nadie se ha parado a valorar con detenimiento. Estamos ante una de las personalidades más importantes de nuestra industria tanto cinematográfica, como de la ficción televisiva como del teatro. Sobre todo del teatro. Sí, antes de ser Papa Secun fue Colmenero, pero su talento para escribir, dirigir o interpretar en teatro no puede pasar desapercibido. 

Ahora está liado con su última obra, 'Clara Bow', que se estrenó el pasado 6 de noviembre en el Palacio Duarte Piunto Coelho. Esta pieza ambientada en el Hollywood de los años 20 cuenta con un Juan Diego Botto como barman, un Xavi Melero como escritor de teatro, Natalia de Molina como crítica gastronómica y la imponente Carolina Bang interpretando a Clara Bow. Cuando ella llega al bar todo se revoluciona. 

Este actor criado en el barrio de Verdún y que lo aprendió todo durante las clases de Cristina Rota,es el prototipo de cómico español. Es carismático y gracioso, ágil y también sensible,imposible no identificarse con sus personajes, que han sido muchos tanto en televisión como en cine. 

En tele debutó como un okupa en 'Compañeros', era el año 1998 y desde entonces le hemos visto en 'Tio Willy', '7 vidas', 'Policías', 'Cuéntame como pasó', 'Un paso adelante'... La mayoría del público se quedó prendado de Secun de la Rosa por su papel de Toni, hermano de Mauricio Colmenero, en 'Aida'. El actor de Barcelona interpretó en la famosa serie a un inteligente, sensible e inocente homosexual que se gana el cariño de un barrio entero y lo más difícil todavía, de su hermano, el tipo más racista, homófobo y machista del planeta.

En cine su primer papel relevante fue en 'El otro lado de la cama', en esta comedia-musical deEmilio Martínez Lázaro, Secun le robaba la novia al chulo de Alberto San Juan, toda una proeza. Aparecía también en la comedia 'Días de fútbol', en 'El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo'... Y también en dramas como 'Las 13 rosas'. Ha luchado contra hombres lobos en 'Lobos de Arga', ha rodado con Álex de la Iglesia en 'Las brujas de Zugarramurdi' y al final después de tanto esfuerzo y trabajo Secun de la Rosa se ha convertido en un actor importantísimo para el cine. Un secundario de lujo que es capaz de demostrar su talento en una sola toma, como lo hizo en 'Hablar', un plano secuencia de gente hablando que rodó en 2014 el loco de Joaquín Oristrell.

No solo interpreta, también dirige y escribe sus propias obras de teatro. Obras como 'Las fichas', 'El rincón de la borracha', 'A las tantas' o 'El disco de cristal', sobre sueños que aún no se han cumplido... Secun de la Rosa tiene sus manías como buen artista, bendice cada rincón del escenario y se bebe un chupito siempre antes de que suba el telón. 

Prefiere actuar a dirigir pero no se puede estar quieto. Además es lo suficientemente inteligente para elegir papeles en teatro lo más extremos posibles a la imagen que la mayoría tiene de él por sus trabajos en televisión. 

Referentes tiene decenas, todos los grandes, pero hay uno que Secun admira más que otros: El gran José Sacristán. Cómo no, otro hombre de cine que amaba, sobre todo, el teatro.

Artículo escrito por losExtras.es
No te pierdas a Secun de la Rosa este viernes 13 de noviembre a las 15.30h en Más que Cine.