21 de abril de 2016

6 cosas que probablemente no sabías de ‘Dentro del laberinto’

El cantante no fue el  único candidato para hacer de Jareth. Henson barajó también a Prince, Mick Jagger, Sting o Michael Jackson. Finalmente, y tras una de las reescrituras del guion, el director lo tuvo claro: "Quería que hubiera dos personajes de carne y hueso rodeadas por todas las criaturas artificiales". Sin embargo, no fue fácil convencerle, fueron muchos los guiones que Henson mandó al cantante británico pero fue esta carta, escrita a puño y letra del mismísimo director, la que terminó por seducir a Bowie:

Querido David,

Esta es la versión actual del guion. Todavía necesita pulirse un poco, pero ya puedes hacerte una idea de por dónde vamos.

Quedo a la espera de leer tu opinión.

Quedarías de maravilla en esta película.

Atentamente,

Jim
Jennifer Connelly venía de rodar la película de terror de Dario Argento 'Phenomena'y la comedia romántica 'Deslices de juventud'pero todavía le quedaba un empujón y por eso esta joven y guapa actriz lo dio todo en la prueba de casting para la película. Connelly simula estar dentro del laberinto y se pincha y mira a su alrededor e interactúa con su entorno como si realmente estuviera en ese escenario de fantasía. Sin embargo, está en una fea habitación con paredes de ladrillo. Observándola todo parece un juego. ¿Se puede ser más entrañable que esta joven?
Todo el equipo de Jim Henson utilizó varias fuentes como referencia, todas ellas clásicos del cine fantástico y nunca han tenido reparos de admitirlo. Sarah, la protagonista llega al laberinto como 'Alicia en el País de las Maravillas' se mete en la madriguera del conejo. También hay mucho de 'El mago de Oz'… Sarah, como Dorothy, conoce a grandes amigos durante su aventura. Y por supuesto hay mucho de M. C. Escher en los escenarios del castillo del rey Jareth.
Uno de los inseparables compañeros de Sarah es Hoggle, probablemente la marioneta más complicada hecha hasta entonces. Su rostro está compuesto por 18 motores controlados por cuatro personas por radio control. Y además también se necesitaba un quinto intérprete para realizar el movimiento corporal, de esto se ocupó Shari Weiser. Coordinar todo este trabajo supuso meses de entrenamiento.
Ludo, otro de los amiguitos (en este caso amigotes) de Sarah era Ludo, un monstruo peludo y bonachón que tuvo el record de ser una de las criaturas más grandes hechas para una película y que solo era manejable por una persona. ¿El problema? Su peso. Al principio pesaba 50 kilos, pero era imposible manejarlo desde ese peso así que se sometió una "dieta" de adelgazamiento que lo dejó en 35 kilos. Aun así era demasiado grande para que la manejara una sola persona, así que finalmente fueron dos, de la misma talla y forma física, las que se intercambiaron para estar dentro de Ludo.
¿Sabéis esas bolas con las que el rey Jareth juguetea constantemente? Pues no es el brazo de David Bowie el que hace esos trucos. El hombre que hace este juego de manos es Michael Mosche, este artista utiliza su brazo para sustituir el brazo derecho de David Bowie y realizar este truco que le da un toque mágico al rey de los goblins. Sin embargo, lo mágico es que Moschen pudiera llevar a cabo este manejo cuando tenía que pegar su cara a la espalda del cantante británico, lo que significaba realizar el truco a ciegas.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras