28 de marzo de 2016

¿Sería Tom Hiddleston un buen 007?

Que Daniel Craig tiene las horas contadas como James Bond es algo que se sabe desde hace mucho. Desde que se anunció su fecha de caducidad como 007, muchos son los nombres que han ido saliendo como posibles sustitutos del agente más rubio de todos los tiempos. Que si Idris Elba, que si Tom Hardy, que si Damian Lewis… y ahora salta a la palestra Tom Hiddleston. Sí, el divertido Loki de la saga de 'Los Vengadores' y 'Thor'.

Sí, el recepcionista de hotel metido a espía en la serie 'El infiltrado' que tiene a todo el mundo loco últimamente. Lo curioso no es que alguien haya dicho que sería un buen Bond, si no que ha sido él mismo quien se ha metido en la quiniela. Pensándolo bien, Hiddleston sería un buen sustituto para Craig. Te contamos por qué lo creemos firmemente.
Esto es básico porque Daniel Craig ha acabado un poco harto del personaje y en los últimos tiempos se le han escuchado/leído algunos comentarios poco halagadores para la saga. Y todavía le queda otra película por contrato. En una entrevista reciente para The Sunday Times, Hiddleston dijo lo siguiente: "Soy muy fan de la franquicia. Me encanta la melodía principal, la mitología.

Me gusta todo. Si alguna vez lo consigo, sería una oportunidad extraordinaria. Soy consciente del esfuerzo que requiere el trabajo. No me lo tomaría a la ligera". ¿Lo ha oído quien tiene que oírlo? Que tome nota.
Es de mismísimo Westminster. No se puede ser más británico que él. No solo por el acento que, obviamente, lo tiene, si no que, además, tiene esa porte, esa clase y esas maneras tan propias de cierto tipo de actores ingleses. James Bond es británico de pura cepa y ningún fan perdonaría el atrevimiento de que lo interpretase un americano, un neozelandés o un manchego. Tiene que ser británico. De lo contrario tendrá que enfrentarse a las críticas a su acento como ya le ocurrió a Robert Downey Jr. cuando se metió en la piel de Sherlock Holmes. Es algo así como si al Quijote lo interpretase un alemán, por ejemplo.
Lo ha demostrado en muchas ocasiones. Una mirada suya derrite al respetable en menos de un segundo. Y qué decir de su sonrisa. En 'El infiltrado' está desplegando todo ese encanto que posee y que tan bien le iría al personaje de Bond en plena faena. Además es un tío muy divertido con mucho talento para el baile. No es que 007 sea un personaje como para tirar de humor, pero nunca se sabe. Al menos daría mucho juego en la gira promocional de la película.
Una imagen vale más que mil palabras y de estas hay decenas, cientos. Con o sin corbata, con o sin chaqueta. La percha es la percha, que dicen por ahí, y de eso Tom Hiddleston va sobrado, que no a todo el mundo le queda bien el traje. Nada más que añadir.
Ya sea con la pinta del desquiciado y divertido Loki o del elegante y enigmático Jonathan Pine, cuando Tom Hiddleston entra en acción sus enemigos pueden echarse a temblar. Se le da bien eso del cuerpo a cuerpo, pero también empuñar un arma. El entrenamiento en el campo de tiro ya lo tiene.
Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras