Siete razones para engancharte a ‘Inside Men’, un atraco en dos movimientos

Por M. J. Arias

Un robo a un banco. Así es como comienza 'Inside Men', una miniserie de la BBC que se adentra en el mundo de las motivaciones. ¿Qué lleva a sus protagonistas a embarcarse en ese delito? ¿Cómo viven tras el robo? ¿Cómo llegaron hasta allí? ¿Quién les ayudó? Preguntas que encuentran respuesta a lo largo de cuatro episodios en los que los personajes lo son todo y que harán que no te despegues del televisor. Te damos siete razones para no perderte 'Inside Men'.
Esto debería bastar para engancharse sin remedio a ‘Inside Men’. Existe una creencia, con mucho fundamento, muy extendida en el mundo de las series que asegura que si una serie lleva el sello de la BBC es que es buena. Le pasa a la gran mayoría de las series nacidas en el seno de la cadena británica e ‘Inside Men’ se encuentra en ese grupo.
Estrenada en el Reino Unido en 2012, es uno de los trabajos más interesantes de James Kent, director en alza en los últimos tiempos que ha dirigido un capítulo de la segunda temporada de ‘American Crime’ y uno de ‘22.11.63’, la serie basada en una novela de Stephen King producida por J.J. Abrams en la que James Franco viajaba al pasado para evitar el asesinato de JFK. Este año Kent estrenará ‘The Aftermath’, drama protagonizado por Keira Knightley y Alexander Skarsgård.
Y no lo decimos solo porque en su próximo proyecto haya trabajado con dos talentos como los de Knightley y Skarsgård. Es que en 2014 ya demostró que tenía cierta habilidad para apostar por rostros con mucho futuro. Aquel año dirigió ‘Testamento de juventud’ y en el reparto contó con nombres tan populares como Alicia Vikander (‘Ex Machina’), Kit Harington (‘Juego de tronos’) y Taron Egerton (‘Kingsman’) y oros tan consolidados como Dominic West y Emily Watson.
Los protagonistas de ‘Inside Men’ son rostros muy populares en el Reino Unido, pero alguno también resulta conocido fuera de él. Como, por ejemplo, Steven Mackintosh (‘Luther’, ‘Underworld’). Warren Brown aparecía también en la prestigiosa ‘Luther’ y Ashley Walter te va a sonar mucho porque además de en ‘Inside Men’, también lo verás en un capítulo de’ Los mosqueteros’.
El inicio de ‘Inside Men’ es tremendamente potente e interesante, un robo a un banco que sale redondo. Está claro que alguien les ha dado el soplo e informado de qué hacer, cómo y cuándo, pero esta serie es mucho más. Es una serie con tres protagonistas que lidian con vidas nada sencillas y con personalidades muy complejas que se van descubriendo a lo largo de la serie.
El robo es el arranque, el punto de partida de ‘Inside Men’, pero aunque empieza ahí, la narrativa se divide en dos partes. Se manejan dos tiempos. En uno se cuenta lo que ocurre después del robo y cómo afecta este a los protagonistas. El segundo da un salto atrás para contar cómo ha llegado cada uno a ese punto, sus motivaciones y sus intereses en participar.
Es una miniserie de solo cuatro capítulos, lo cual hace que sea fácil y ágil de ver. Engancha desde el piloto y el espectador entra en él sabiendo que en cuatro episodios conocerá la historia y el arco de sus personajes de principio a fin. En una época de superpoblación de series, no está mal disfrutar de tramas con un principio y un final desde el inicio.