6 de marzo de 2017

Stanley Kubrick, ese director que jamás hizo una mala película

Por M. J. Arias

Se cumplen dieciocho años de la muerte de uno de los directores más grandes que ha dado el cine, Stanley Kubrick. Como homenaje y recuerdo en tan señalada fecha, recordamos algunas de las muchas curiosidades que dejó una carrera que duró casi medio siglo y a la que debemos algunos de los mejores títulos de la historia del cine. Controvertido en sus películas y extraño en lo personal, Billy Wilder dijo de él que 'jamás hace una mala película'. Su currículum y la trascendencia del mismo le avalan, aunque los premios nunca fueron parte de su carrera.
Pese a ser uno de los grandes directores que ha dado el cine, de los más venerados y que dejó títulos para la historia como ‘La chaqueta metálica’, ‘El resplandor’, ‘La naranja mecánica’ y ‘2001: Una odisea en el espacio’, Stanley Kubrick solo ganó el Oscar en una ocasión y no fue por sus labores tras la cámara. La única estatuilla que le dieron fue en 1969 por los efectos visuales de ‘2001’. Sin embargo, estuvo nominado en 13 ocasiones, algunas de ellas triples por su pluriempleo como director, guionista y productor.
Lo de Stanley Kubrick era tomarse con calma cada proyecto. Nuca fue un director de una película por año. Aunque su currículum cuenta con algunos de los mejores y/o más impactantes títulos estrenados entre los años cincuenta y los ochenta, lo cierto es que desde que debutase en el largo con ‘Miedo y deseo’ en 1953 hasta que cerró su carrera en 1999 con ‘Eyes Wide Shut’ solo hay once películas. Es más, entre la penúltima y la última pasaron 12 años. En total, casi medio siglo de carrera, 13 largos y tres cortos.
Kubrick era genio y figura. Y como tal acumulaba fobias y manías que contribuyeron a agrandar el mito. No era muy amigo de las entrevistas y rara vez concedía una. Igual que tampoco montaba en avión. Tenía pánico a volar y lo hizo muy pocas veces a lo largo de su vida. Siguiendo con sus rarezas, cuentan que no solía ver sus películas una vez terminadas.
No le gustaban las entrevistas, los aviones, ni ver sus películas acabadas, ¿qué le gustaba entonces? Al parecer, el ajedrez. Era un gran apasionado y se le daba realmente bien. Otra de sus pasiones tenía que ver con la literatura, autores como Franz Kafka y H.P. Lovecraft estaban entre sus habituales. También disfrutaba mucho con series como ‘Seinfeld’, ‘Los Sipmson’ y ‘Rosseane’ ¡Quién lo iba a decir! Admiraba a Elia Kazan y consideraba ‘El Padrino’ la mejor película de la historia. Y los gatos, le encantaban. Llegó a tener 16.
‘Eyes Wide Shut’ fue su última película, en 1999, pero tenía otro proyecto en cartera que no pudo realizar por su repentina muerte. Se trataba de ‘I.A.’, película que recogió su gran amigo Steven Spielberg y rodó como homenaje a su colega de profesión dos años después de su fallecimiento.
Hacer una película sobre Napoleón. Leyó decenas de libros sobre este personaje histórico y durante años trabajó en la producción de una película sobre él. Sin embargo, el proyecto no llegó a cuajar. Estuvo trabajando en el guión después de ‘2001’, pero el estudio decidió rodar ‘Waterloo’ y tiró por tierra el proyecto de Kubrick. Intentó vender el guión a otros estudios sin fortuna y acabó dejándolo.
Son dos de las señas de identidad del cine de Stanley Kubrick. Muchos estudios se han hecho al respecto analizando sus películas. Cada trabajo es una pequeña obra de arte que los estudiantes de cine diseccionan plano a plano. Por mucho que a él no le gustase explicar el significado de sus película ni hablar de él.
Aún hoy, tantas décadas después, la leyenda urbana de que el hombre nunca pisó la Luna y que fue Stanley Kubrick quien rodó el falso alunizaje tiene sus defensores. Cuenta la leyenda que el director necesitaba una lente especial propiedad de la NASA para conseguir rodar ‘Barry Lyndon’ como él quería, es decir, solo con iluminación de velas, y que llegó a un acuerdo con el gobierno. Vosotros me dais la lente y yo os ruedo la falsa llegada del hombre a la Luna. Otra historia que circula sobre él es que disparó a un seguidor que pisó su césped. También se cuenta que intentó asegurar 2001 ante una posible invasión alienígena.
  • Cine