22 de febrero de 2016

Terence Fisher, del ‘Drácula’ de Christopher Lee a competir con Polanski

Terence Fisher, el realizador británico que recordamos por adaptar al cine obras legendarias de la literatura de terror, nació un 23 de febrero de 1904 en un barrio residencial de Westminster (Londres). Fue una de las principales cabezas visibles de la Hammer Productions, la productora fundada en 1934, famosa por su ciclo de terror gótico entre los años 50 y 70. Con más de cincuenta películas dirigidas, además de varios capítulos de series para televisión y cortometrajes, Fisher es y será uno de los grandes directores de la historia del terror clásico, quien junto a Tod Browning, Jacques Tourneur, James Whale y Roger Corman, sentó gran parte de las bases del género que hoy en día conocemos.

Fisher dio su visión de los monstruos clásicos de la Universal, que se habían rodado ya al otro lado del charco en la década de 1930, suponiendo así un resurgir de esos mitos, junto a rostros como los de Christopher Lee y Peter Cushing. Frankenstein, Drácula, el Hombre-Lobo, el Fantasma de la Ópera, Jeckyll & Hyde e incluso Sherlock Holmes, fueron adaptados por el realizador inglés en una etapa gloriosa del cine de terror, la cual queremos recordar a través de estas cinco recomendaciones:
El inicio del ciclo de terror gótico inglés, fue gracias a la nueva adaptación del clásico de Mary Shelley. Con Peter Cushing a la cabeza del reparto, se convertía en la respuesta inglesa a la saga de la Universal, la cual había estado protagonizada en sus comienzos por el inimitable Boris Karloff.
Primera entrega inglesa basada en el clásico de Stoker (tras las siete producidas por la Universal) y primera vez que veíamos a Christopher Lee como el conde chupasangre y a Peter Cushing en la piel de Van Helsing. Supondría el salto al estrellato absoluto de ambos actores.
Además de parecernos la mejor novela sobre Sherlock Holmes que escribió Arthur Conan Doyle, es también una de las mejores adaptaciones que se han hecho de la misma. Cushing y Lee volvieron a ser protagonistas en esta historia de misterio en la que el detective más famoso de todos los tiempos, busca desentrañar una extraña maldición que pesa sobre una familia.
Antes de ver a Monica Bellucci ejerciendo como una de las infames novias de Drácula en la película de Coppola de 1992, las susodichas ya tuvieron película propia en 1960. Esta vez Drácula no aparece en pantalla, aunque sí que se le menciona por boca de Van Helsing (de nuevo Peter Cushing).
De nuevo Christopher Lee (más gentleman que nunca) a la cabeza de una de sus producciones, película pionera del cine de temática satánica que tanto lo petaría durante la década de 1970 (y del mismo año que 'La semilla del Diablo' de Polanski). Un título imprescindible para todo amante del género, perteneciente a la última (y genial) etapa de Fisher.
Artículo escrito por Aterrorizate.com