15 de febrero de 2014

Tom Cruise, el ave fénix del cine

Fue el hombre de moda en los 80 y los 90, el actor que arrasaba en taquilla y que conquistaba todos los corazones. Su relación con la cienciología y su divorcio de Nicole Kidman a principios del nuevo siglo perjudicaron a su imagen y casi le llevan al ostracismo. Pero Tom Cruise se ha negado siempre a estar en segunda fila y cual ave fénix ha resucitado en cada película con un nuevo rostro y una nueva función.

RISKY BUSINESS

Joel aprovecha que tiene la casa para él solo para empezar un arriesgado negocio con una prostituta. El proxeneta de la chica, que no ve la situación con buenos ojos intentará sacar partido de la situación mientras Joe se mete en un lío tras otro para evitar ser descubierto por sus padres.

Su primera nominación a los Globos de Oro, solo dos años después de hacer su debut oficial en el cine es con esta dramedia adolescente sobre la libertad, las decisiones y el poder. El actor protagoniza además una de las escenas más icónicas del cine, cantando "Old time Rock and Roll" con una camisa y unas gafas de sol.

ENTREVISTA CON EL VAMPIRO

Lestat es un vampiro centenario que disfruta de su condición. En el siglo XVIII convierte al joven Louis de Pointe du Lac (interpretado por Brad Pitt) y juntos inician una aventura en el mundo de la noche que Louis, lleno de culpa y humanidad, querrá dejar atrás. Así terminará contándole la historia de su vida a un joven periodista (Christian Slater) ávido de información sobre los vampiros.

Tom Cruise se encarga de convertirse en el refinado y retorcido Lestat, un vampiro orgulloso de su condición, que disfruta del juego que le proporciona ser una "especie superior" y que, ante la traición de Louis, hará lo imposible por hacérselo pagar. El actor disfruta con sus elegantes gestos, su mirada fría y ese halo de nobleza del personaje.

JERRY MAGUIRE

Un prominente agente de deportistas es despedido y debe empezar de cero con un jugador de segunda categoría como único cliente y una madre soltera como abogada. La tarea para lograr que su cliente llegue a lo más alto no será nada sencilla y por el camino ambos tendrán más de un altercado.

Aunque no se llevó la estatuilla, Tom Cruise estuvo nominado al Oscar por su papel en esta película, hecho a la medida de los estándares estadounidenses. 

MAGNOLIA

Paul Thomas Anderson retrata un día cualquiera en la vida de los habitantes del Valle de San Fernando en California; un niño prodigio, un ex-niño prodigio, el presentador de un concurso de televisión, un moribundo y su hijo... Personas que aparentemente no tienen nada en común pero que comparten un mismo nexo.

Frank Mackey, su personaje, se acaba convirtiendo en el hilo central de la película gracias en parte a la interpretación de Cruise que está en uno de los papeles de su vida. Su papel de tipo duro se va resquebrajando poco a poco ante los acontecimientos se cristaliza en un magnífico plano interminable en el que su mirada es lo único que podemos apreciar.

COLLATERAL

En la ciudad de Los Ángeles, Max trabaja como taxista nocturno. Una noche recibe como cliente a Vincent, que le contrata para toda una noche. Lo que parece ser un trato perfecto pronto se transforma en una pesadilla par Max, pues Vincent es un asesino a sueldo que lo ha elegido como su chófer para una noche llena de delitos.

Con el pelo corto y canoso y más delgado de lo que acostumbra a aparecer, Cruise es implacable, formal, educado y extremadamente frío a la hora de tomar decisiones. Sabe cual es su trabajo y qué tiene que hacer para llevarlo a cabo. 

  • Extras