22 de octubre de 2013

Una nueva esperanza, los niños salvadores del cine

Hemos visto cómo en algunas ocasiones el cine ha usado los embarazos como puerta para la llegada del Anticristo y la destrucción del mundo. El cine de terror ha servido para alimentar ese aura maligna de los beés y niños de forma muy rentable.

Pero también se ha dado el caso contrario, en el que las profecías y cuentos describen a un niño que traerá la paz y el equilibrio al mundo. Utilizando para ello el cine más fantástico, la pureza y nobleza de estas criaturas sirve para restaurar la fe en la humanidad y nos trae una nueva esperanza.

"The Boy who lived" (el niño que sobrevivió), Harry se pasa toda su juventud luchando contra Voldemort en base a una profecía según la cual él sería el único que podría derrotar al Señor Oscuro. En sus primeros años de lucha, Harry se ve arrastrado por las circunstancias aunque llegado el momento tendrá que aceptar el papel que el destino y su enemigo han trazado para él.

Al final, como  Sybil Trelawney predijo "ninguno de los dos podrá vivir mientras siga el otro con vida" y Harry deberá acabar con la amenaza oscura.

Kim Bassinger se convierte en la madre adoptiva de su sobrina Cody, una niña por la que pugnarán el bien y el mal. Al contrario que otras cintas sobre la lucha entre el cielo y el infierno, Cody no es la semilla del mal sino un ser divino enviado por el cielo para salvar a la humanidad.

Ante la desesperación de su madre adoptiva, Cody se muestra impasible por su destino y asume su rol de salvadora desde su nacimiento. La tentación del mal no podrá con el amor de la madre y la niña ni con las fuerzas del bien.

Elora Danan es un bebé destinado a destruir el reinado de terror de la malvada bruja Bavmorda que hará lo imposible por acabar con la criatura. Elora Danan elige al valiente Willow como su protector, un Nelwyn que quiere ser mago. 

El poder de Elora Danan radica en la elección de su protector, un hombre bueno que hará todo lo posible por evitar que le pase nada malo a la pequeña y que será quien finalmente traiga la paz al reino.

Edie Murphy tiene que rescatar a un mágico niño budista que, según una profecía, renace cada mil años para alejar el mal del mundo. Ahora el "chico de oro" ha sido secuestrado por un malvado hechicero y el equilibrio está en peligro. 

En esta comedia con tintes mágicos Murphy se lleva todo el protagonismo, de tal modo que al final el origen mítico del niño queda en un segundo plano comparado con la misión del cómico.

Dos hijos de Adán y dos hijas de Eva llegan por "accidente" al mágico mundo de Narnia donde la temible Bruja Blanca se ha autoproclamado Reina de Narnia y ha sometido a todos sus habitantes. Además, Aslan, el gran señor de Narnia ha regresado a sus tierras.

Aunque reticentes en un principio, los cuatro hermanos acabarán asumiendo su rol de salvadores en un mundo que no conocen y en el que lo que para ellos es un juego para otros es una cuestión de vida o muerte.

Artículo escrito por losExtras.es
  • Extras