22 de julio de 2015

Woody Harrelson, ¿el mejor atleta de todos los tiempos?

Por Luís Fernández

Si, el título es una exageración y ni siquiera se acerca a la realidad, pero una base hay. Por razones obvias Woody Harrelson, el cumpleañero de turno, no es un gran atleta, ya que ha dedicado su vida a la interpretación. Pero quizá haya sido el más polivalente a la hora de representar el deporte en la gran pantalla. Con competidores acechándole como Kevin Costner o Dennis Quaid, Woody nunca se ha amilanado aunque en los últimos años haya dejado esta faceta más de lado. Acompañadnos a descubrir al atleta más completo de todos los tiempos. 

Jugador de fútbol americano

Goldie Hawn y una pandilla de chicos muy diferentes étnico y socialmente, lo que todo una película deportiva sobre el espíritu de superación necesita. Woody Harrelson ya demostraba aquí su afición por el deporte, y nada mejor que empezar con un drama deportivo ambientado en el mundo del fútbol americano. No podía fallar nada en 'Gatos salvajes', y en realidad fallo todo porque de salvajes tenían poco. 

Jugador de baloncesto

En un alarde de finura del encargado de traducir el título de la siguiente película se decidió pasar del original que venía a decir 'Los hombres blancos no pueden saltar' a un más directo 'Los hombres blancos no la saben meter'. Directo y sin concesiones, un chiste que haría las delicias de cualquier cuñado español. A pesar de ellos Woody estaba de lo más carismático junto a Wesley Snipes y la comedia resultó de lo más fresca y entretenida. No pasaría lo mismo con 'Semi-profesional. Un equipo de pelotas'. 

Surfero

En elemento líquido no se le podía resistir, claro está, aunque aquí diremos lo de deportista con la boca pequeña, porque no creemos que nadie haya visto jamás 'Surfer dude', aunque podemos intuir que interpretaba a una vieja gloria del surf encargado de transmitir sus enseñanzas a una nueva promesa encarnada por Mathew McConaughey.

Campeón de bolos

Aunque en la vieja Europa los bolos aún están lejos de ser reconocidos como un gran deporte, especialmente entre el gran público por mucho que nos esforcemos en ir a la bolera del pueblo los domingos; es innegable que en Estados Unidos existe una cultura importante alrededor de este deporte y Woody Harrelson no dudó en sumarse a la fiesta en 'Vaya par de idiotas', donde un campeón caería en desgracia para remontar a posteriori. Que no se diga que ha perdido el espíritu de superación. 

Boxeador

Antonio Banderas y Woody Harrelson en una road movie sobre dos antiguas estrellas del boxeo que han visto pasar su mejor época, ¿qué podía salir mal? Pues prácticamente todo. Es difícil enfocar de manera diferente una película sobre un deporte que ha conseguido otorgarnos grandes clásicos del cine. Uno de los deportes que, por su contacto físico y su visceralidad, más contagia al espectador. Un intento fallido 'Jugando a tope'. 

Asesino/corredor/escalador/nadador...

Vale, a lo mejor hay quién no acepte 'Los juegos del hambre' como una película deportiva, pero es innegable que quién tiene la mala suerte de ser elegido para participar en ellos tendrá que desarrollar toda una serie de habilidades para las que, en principio, no tiene porque estar preparado. Woody Harrelson interpretaba a un antiguo ganador y entendemos que tuvo que tener una gran capacidad física. Pero bueno, siempre se pudo esconder debajo de una piedra y esperar a que el resto se matasen entre si. De momento, le otorgaremos el beneficio de la duda. 

  • Extras