Ya no se hacen tráilers como los de antes



Por M. J. Arias


Suena a frase de abuelo, pero es cierto. Ya no se hacen tráilers como los de antes. Aunque eso no tiene porque ser ni bueno ni malo. Si uno, en un rato de ocio o curiosidad cinéfila, navega por Internet en busca de tráilers de esas películas consideradas grandes clásicos del cine, se dará cuenta de que estos vídeos poco o nada tienen que ver con los que se hacen ahora.

Para demostrar que efectivamente ya no se hacen tráilers como los de antes, hemos seleccionado una muestra de títulos clásicos de la historia del cine y revisado sus vídeos promocionales. Una cosa tienen en común la mayoría, esa voz en 'off' contando el argumento de la película, el director y los actores… Eso, se ha perdido. Si eran mejores los de antes o los de ahora, que lo juzgue cada cual tras ver esta selección.

‘EL MAGO DE OZ’ (1939)

La particularidad: La voz en 'off' habla de la importancia y la repercusión tanto literaria como social de la obra de Lyman Frank Baum.

‘CIUDADANO KANE’ (1941)

La particularidad: Es el propio Orson Welles, director, guionista y actor, quien presenta al público 'CIUDADANO KANE'. Casi cuatro minutos de tráiler.

‘TIEMPOS MODERNOS’ (1936)

La particularidad: La voz en 'off' repasa las cualidades del cine de Charles Chaplin para vender al público la película. Eso y las cortinillas ahora obsoletas para pasar de una escena a otra.

‘METRÓPOLIS’ (1927)

La particularidad: Obviamente, no tiene voz en 'off'. Utiliza los intertítulos para presentar la película y su contenido.


 

‘PSICOSIS’ (1960)

La particularidad: Un montaje frenético y Alfred Hitchcock dando paso a las imágenes. Contiene fragmentos de algunas de las escenas que hoy son historia del cine.

‘ARSÉNICO POR COMPASIÓN’ (1944)

La particularidad: Usaron todos los tipos de cortinilla imaginables para pasar de una imagen a otra y textos sobreimpresos. Nada de voz en 'off'.


 

‘CASABLANCA’ (1942)

La particularidad: Una cita con el destino. Así la vende la voz en 'off' 'CASABLANCA', cuyo tráiler arranca situando en el mapa la ciudada por si algún espectador anda perdido en geografía.

  • Extras